Inicio Economía Junta abre el plazo para ayudas de regadíos, que beneficia a Cádiz...

Junta abre el plazo para ayudas de regadíos, que beneficia a Cádiz con 10,5 millones de ITI en esta convocatoria

84
0
Logo Imagen Destacada - Diario Economia

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS)

La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, ha publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) la convocatoria de ayudas para la modernización del regadío en Andalucía por un importe total de 37,16 millones de euros en la comunidad autónoma, de los que 10,5 millones corresponden a la Inversión Territorial Integrada (ITI) de Cádiz y tres millones a la de Jaén. El plazo de presentación de solicitudes acabará el 16 de febrero de 2021.

Estas subvenciones van destinadas a comunidades de regantes, juntas centrales y comunidades generales para la mejora de regadíos en actuaciones de ámbito general y están financiadas en un 75% por los fondos europeos Feader, según concreta la Consejería en una nota de prensa.

El delegado en Cádiz de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez, ha animado a los destinatarios de estas ayudas a “aprovechar esta convocatoria que beneficia a la provincia de Cádiz, con incentivos que se dirigen al ahorro de agua, a la mejora energética y a la lucha contra el cambio climático desde el sector agrario”.

Esta Consejería concede estas subvenciones destinadas a desarrollar infraestructuras que sirvan para optimizar el uso y el aprovechamiento del agua y de la energía, además de a facilitar a estas entidades la reducción de los costes de redacción de proyectos, de la dirección facultativa de las obras y del asesoramiento jurídico.

Asimismo, estas ayudas se dirigen a la implantación de infraestructuras ligadas a la disminución de la dependencia energética (autoproducción, mejora de instalaciones como motores o centros de transformación) asociadas a la modernización o mejora de regadíos y a promover la lucha contra el cambio climático a través de la optimización y mejor aprovechamiento de los recursos hídricos.

La intensidad de la ayuda es, con carácter general, del 60% del gasto elegible y, en el caso de las actuaciones enmarcadas en la ITI de Cádiz, cuentan con un 20% adicional hasta alcanzar el 80% del gasto elegible.

El ahorro de agua es uno de los criterios que se destacan para la concesión de las ayudas (el 30% de la inversión debe destinarse a ahorro de agua). También se contemplan entre los criterios los sistemas de telecontrol para evitar pérdidas, la tarificación por medición de consumo real o la calidad del agua. Finalmente, se valoran los tipos de cultivos implantados, la mejora de instalaciones para reducir la dependencia energética y la zona de actuación del proyecto y sus condiciones de ruralidad.

En la concesión de estas subvenciones se consideran, igualmente, criterios para favorecer la participación de mujeres y jóvenes en los órganos de decisión de las entidades solicitantes. También hay novedades en materia de simplificación administrativa en la presentación del anteproyecto para la solicitud. El objetivo es conocer con más profundidad y desde el primer momento las características de las actuaciones para las que se solicita la ayuda y así permitir la continuidad, únicamente, de aquellos expedientes que realmente cumplan con los criterios de admisibilidad.

Será la Consejería la que solicite ante el organismo de cuenca la disponibilidad de los derechos y la compatibilidad de las actuaciones previstas conforme a la planificación hidrológica. De esta forma se facilita a los solicitantes los trámites oficiales con el fin de evitar retrasos en la entrega de documentación.

Por otro lado, en esta nueva convocatoria se deberá justificar el ahorro de un 5% de agua a deducir del consumo actual de la comunidad de regantes. El ahorro debe alcanzarse directamente por mejora en la propia infraestructura de regadío, reduciendo las pérdidas en la red de transporte y distribución y aumentando, por tanto, la eficiencia de esta. El solicitante debe acreditar que el proyecto planteado permite alcanzar al menos dicha reducción mínima.

La Junta de Andalucía pretende que también el sector agrario contribuya a la lucha contra el cambio climático y lo hace, además, incentivando diversas medidas mediante subvenciones destinadas a modernizar infraestructuras agrarias.