Inicio Economía Coronavirus.- Emtusa alcanza los 3,4 millones de viajeros pese a la pandemia

Coronavirus.- Emtusa alcanza los 3,4 millones de viajeros pese a la pandemia

HUELVA, 31 (EUROPA PRESS)

La Empresa Municipal de Transportes Urbanos de Huelva (Emtusa) ha logrado superar este 2020, año marcado por la incidencia de la pandemia, los 3,4 millones de viajeros.

Así, según han informado a Europa Press desde el Consistorio, el número de viajeros se ha reducido en 2020 debido al impacto de la pandemia y las restricciones de movilidad que ha conllevado la misma.

De este modo, la evolución ascendente en el volumen de viajeros que registraron en los tres años anteriores, –consiguiendo invertir la tendencia negativa que venía dándose durante los diez años precedentes–, se ha visto truncada por la pandemia, de modo que en 2020 se registraron 3,4 millones de viajeros, un 42,34 por ciento menos que en 2019.

Entre los aspectos positivos de este 2020 se encuentran el pasado mes de agosto la puesta en servicio de diez nuevos autobuses ecológicos de altas prestaciones en la ciudad de Huelva, que se suman a los diez ya operativos, renovándose así el 50% de la flota, así como las mejoras tecnológicas introducidas para hacer el servicio más cómodo al usuario, como el pago con smartphone o las primeras pantallas instaladas en las marquesinas para informar del tiempo de llegada de los autobuses.

En esta misma línea, han remarcado que en este pasado ejercicio Emtusa ha mantenido activo su servicio en todo momento, manteniendo al 100% de la plantilla, –pese a la disminución del servicio por Ley–, y con las máximas garantías de seguridad, para cubrir las necesidades de una prestación “básica y fundamental” en la ciudad.

Así, desde Emtusa señalan que la bajada de viajeros se trata de un dato que “obedece a la excepcionalidad” de la situación que actual “pues todas las mejoras que se vienen adoptando desde el anterior mandato para la modernización del servicio han tenido una importante acogida por parte de los usuarios”.

Además, han indicado que tienen en proyecto el traslado de la sede administrativa de Emtusa, –actualmente en el Polígono La Paz–, a la estación central de la Avenida de Alemania, donde configurarán “un nodo intermodal y un centro de gestión del transporte sostenible, en un moderno edificio con una interesante impronta arquitectónica”. En concreto, el estudio de detalle para el encaje urbanístico de esta actuación ha sido aprobado definitivamente en el Pleno de este mes de enero de 2021.

Además, en este 2020, se ha promovido un acuerdo con el sector del taxi y la Asociación de Vecinos de La Ribera para ofrecer a los residentes en esta barriada de las afueras de la ciudad un servicio de taxi a demanda a precio de autobús urbano.

“UN PLAN DE CALIDAD”

En esta misma línea, desde el equipo de gobierno han recordado que desde su llegada al Consistorio en 2015 “se han volcado en revitalizar la Empresa Municipal de Transportes Urbanos dotándola de un Plan de Calidad, con múltiples mejoras para hacer el servicio de autobús mucho más atractivo, cómodo y accesible”.

Por tanto, han destacado el aumento paulatino de viajeros ya que en 2019 se rozaban los seis millones de viajeros y se había acumulado un crecimiento del cuatro por ciento. Una evolución que quieren retomar cuando las circunstancias vuelvan a la normalidad y “ofreciendo mejoras para estimular la demanda”.

En otoño de 2018 impulsaron “la mayor renovación de la flota de autobuses de la ciudad en 20 años” con la puesta en servicio de diez autobuses ecológicos con prestaciones de última generación, incidiendo en que “hacía una década que no llegaba a la ciudad un autobús que no hubiera sido ya usado”.

En este pasado 2020, se han incorporado al parque móvil de Emtusa diez nuevos autobuses, igualmente ecológicos con prestaciones de última generación, con los que se renueva el 50 por ciento de la flota de Emtusa. Este paso “histórico” significa “una apuesta decisiva por promover el transporte público y la movilidad sostenible en la ciudad de Huelva”, objetivo en el que de manera transversal trabajaran con el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, del que Emtusa es “la piedra angular”.

Estos diez nuevos autobuses suponen una inversión municipal de 2,8 millones de euros, que se suman a los 3,6 millones invertidos en los diez autobuses anteriores. De hecho, han presentado un proyecto a los fondos de recuperación de la Unión Europea ‘Next Generation’ para seguir con esa renovación.

OTRAS MEJORAS DESARROLLADAS EN EMTUSA

Además de la renovación del 50% de la flota, se han desarrollado otras mejoras como una nueva política tarifaria, el refuerzo de la plantilla con la incorporación de 27 trabajadores de la Bolsa Temporal de Empleo; un nuevo mapa de líneas, así como la implantación de una APP, ‘AppEmtusa’, que hoy supera las 50.000 descargas y permite conocer con exactitud el tiempo de llegada de los autobuses.

Igualmente, otra de las mejoras es la incorporación de Wifi gratuito en los vehículos, o la integración plena en el Consorcio Metropolitano de Transportes, lo que conlleva importantes ventajas para los viajeros.

READAPCIÓN DEL SERVICIO

Ante la irrupción de la pandemia, desde Emtusa han señalado que el servicio de autobús ha permanecido activo en todo momento, manteniendo al 100% de la plantilla, –pese a la disminución del servicio por Ley–, y con “las máximas garantías de seguridad, para cubrir las necesidades de una prestación básica y fundamental en la ciudad”.

Al inicio del estado de alarma, Emtusa readaptó el servicio de autobús de forma temporal para salvaguardar la seguridad de trabajadores y usuarios y adecuar esta prestación a la demanda que se ha venido registrando en estas circunstancias excepcionales, en las que el número de viajeros se redujo en un 90% por las restricciones de movilidad.

La prestación del servicio se mantuvo en un 50% hasta la fase 1, garantizando “en todo momento” la cobertura de las horas punta para facilitar la movilidad de personas que tenían que desplazarse a sus puestos de trabajo, así como el acceso a los hospitales. Desde la fase 1, el servicio se prestó al 80 por ciento hasta la siguiente fase y la demanda en ese momento era del 25 por ciento.

Entre el 14 de marzo y hasta el lunes 4 de mayo, el aforo permitido fue de un tercio de la capacidad del vehículo, con un máximo de 25 ocupantes; y al inicio de la desescalada se habilitaron el 50% de las plazas, como marcaba el Gobierno de España para el uso del transporte público colectivo, lo que en el caso de los autobuses de Emtusa supone un límite de 36 plazas, 14 de las cuales debían ir sentadas.Se colocaron también mamparas y dispensadores de gel hidroalcohólico para los usuarios.

En cuanto a las medidas de protección del personal de Emtusa, además de contar los conductores con mascarillas, guantes y gel desinfectante, en las fases de mayor incidencia, se mantiene una distancia de seguridad con los viajeros al anular la primera línea de asientos para el uso de las personas.

Además, se mantiene un dispositivo de desinfección diaria de los autobuses de acuerdo con los criterios marcados por la administración autonómica. Asimismo, como medida preventiva, hay que recordar que hasta la entrada en la fase 1 de la desescalada no se permitió el pago del autobús en efectivo.