Inicio Economía Comienzan las obras del Centro de Arte Rupestre, que hará de Cantabria...

Comienzan las obras del Centro de Arte Rupestre, que hará de Cantabria un «referente mundial»

54
0

Estará listo en 18 meses y se «mimetizará» con la ladera del monte Castillo

SANTANDER, 17 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Cantabria ha iniciado ya las obras de construcción del Centro de Arte Rupestre en Puente Viesgo, que se prevén finalizar en un plazo de 18 meses y que, junto a otros proyectos culturales previstos, convertirán a la región en un «referente mundial».

Las obras tienen un presupuesto de cuatro millones de euros y la intención de abrir al público en 2022 un centro enmarcado en un enclave «único en el mundo» y mimetizado con el entorno, entre las cuevas del Monte Castillo y Puente Viesgo.

Así lo han señalado este miércoles en el acto de inicio de las obras el presidente y el vicepresidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla y Pablo Zuloaga, respectivamente; que han estado acompañados por el arquitecto del proyecto, Miguel Huelga (de Sukunfuku Estudio); el alcalde de Puente Viesgo, Óscar Villegas; varias autoridades políticas y representantes culturales, como el director de las Cuevas Prehistóricas de Cantabria, Roberto Ontañón, o la directora del Museo Altamira, Pilar Fatás.

Revilla ha insistido en que se trata de un lugar «maravilloso» y «único» para ubicar este centro de arte que supondrá un «impulso tremendo» para la región, ya que contribuye a que «siga hacia delante» a pesar de la pandemia del coronavirus, que es una «experiencia terrible» pero al final «va a pasar» y es necesario «seguir la actividad económica».

También se ha mostrado «encantado» con el diseño elaborado por el estudio de arquitectos, que «no rompe para nada» el entorno «maravilloso» y va «casi solapado» con la ladera del monte, por lo que espera que cuando termine de construirse no recibirá «más que elogios».

VISITA DE ALBERTO DE MÓNACO

Asimismo, ha anunciado que el príncipe Alberto de Mónaco le ha expresado su voluntad e «ilusión» de viajar a Cantabria el próximo año para volver a ver la cueva de El Castillo, que ya visitó en 2010, un siglo después de que su tatarabuelo financiara la investigación del yacimiento arqueológico junto al que ahora se construirá el centro de arte.

Su objetivo será, según Revilla, resaltar todo el patrimonio rupestre de Cantabria, que supone un «privilegio único» porque «no creo que haya en el mundo ningún territorio con esta dimensión y que tenga tanto patrimonio». «Toda Cantabria es un museo bajo tierra», ha ensalzado.

A ese conjunto rupestre que forman las cuevas y el Museo Altamira se suman también proyectos culturales que están en marcha como la futura nueva sede del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) en «el mejor lugar de Santander», rodeado del Centro Botín y la sede asociada del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía que se instalará en la antigua sede del Banco Santander.

Todo ello hará de Cantabria una «referencia mundial» en arte y en una materia que «cada día suscita más interés», que es el «conocer nuestros orígenes.

En la misma línea, el vicepresidente y consejero de Cultura también ha señalado que se trata de un día «histórico» por pasar «de las palabras a los hechos» para crear un proyecto con el que se pretende velar por que esos «tesoros» del arte rupestre lleguen a las próximas generaciones.

Se trata de un patrimonio que «es mundial, es de todos, pero está en Cantabria», ha remarcado Zuloaga, explicando que en el futuro centro estarán presentes las diez cuevas cántabras declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Este proyecto se enmarca en el «global» de la construcción de la sede del MUPAC y, tal y como ha dicho, permite conseguir objetivos como crear empleo, difundir y proteger el patrimonio y a la vez luchar contra la despoblación en un entorno como Puente Viesgo.

Además, estas iniciativas culturales han visto una «oportunidad» en la crisis del Covid con la llegada de los fondos europeos de recuperación. En base a ellos es necesario pensar «cómo tiene que ser el futuro de Cantabria», que, según Zuloaga, se está haciendo «en torno a la economía de la cultura y del patromonio para dar certidumbre» a futuras generaciones.

PROYECTO

El futuro Centro de Arte Rupestre tendrá tres volúmenes que se integrarán y se adaptarán con la topografía y el entorno, para lo que se construirá la fachada con piedra caliza gris, «muy característica» de Cantabria, que cambiará de tonalidad con el tiempo.

Asimismo, se utilizarán tonalidades grises y cálidas, piedra y madera y vegetación con «textura» para el patio interior, similar a la de la ladera del monte en el que se ubica, según ha explicado el arquitecto.

NUEVAS PINTURAS EN EL CASTILLO

Por otro lado, a preguntas de la prensa por un reciente artículo científico que pone de manifiesto el descubrimiento de nuevas pinturas en la cueva de El Castillo, el director de las Cuevas Prehistóricas de Cantabria ha explicado que no son novedades inéditas, sino el resultado de unos trabajos «de laboratorio» o de tratamiento de las imágenes que han permitido «afinar la lectura» de los paneles de la cavidad y ver algunas figuras que no se apreciaban a simple vista.