Inicio Economía Baleares cierra en positivo el déficit público por los fondos extraordinarios estatales

Baleares cierra en positivo el déficit público por los fondos extraordinarios estatales

39
0
Logo Imagen Destacada - Diario Economia

PALMA, 29 (EUROPA PRESS)

Baleares cerró 2020 con un resultado positivo del 0,2 por ciento del PIB en términos de contabilidad nacional, una vez aplicados estos criterios contables en los datos provisionales del cálculo de cierre comunicado este lunes por el Ministerio de Hacienda, en el balance del año en que la comunidad autónoma ha hecho la mayor inversión de recursos públicos para hacer frente a los efectos económicos y sociales de la pandemia de la COVID-19 –con más gastos y también con mayores ingresos, en este caso a través de los fondos extraordinarios estatales– y ha logrado un nuevo máximo histórico de gasto social, un 9 por ciento más alto que el año anterior.

Según ha explicado en una nota de prensa la Conselleria de Hacienda y Relaciones Exteriores, el resultado presupuestario de 2020, antes de los ajustes de contabilidad nacional, muestra un déficit no financiero de -88,9 millones, equivalente a un -0,3 por ciento del PIB estimado para 2020, del sector público administrativo, el cual incluye la Administración general de la Comunidad Autónoma, el Servicio de Salud y la Agencia Tributaria de Baleares.

Este saldo no financiero sirve de base para que la Intervención General del Estado calcule el déficit/superávit de las diversas administraciones públicas incorporando los ajustes en términos de contabilidad nacional.

Con la aplicación de los criterios de contabilidad nacional, el resultado provisional –pendiente de revisión– en términos de capacidad o necesidad de financiación de 2020 ha sido positivo en 70 millones, según los cálculos de la Intervención General del Estado, por el efecto de estos ajustes SEC, este año especialmente atípicos por la coyuntura causada por la pandemia y en particular por el elevado volumen de certificación de gasto con fondos europeos FEDER y FSE incluida el año pasado, en el caso de las Balears un total de 89 millones que computan como ingresos de 2020 bajo los criterios de contabilidad nacional, porque se ha certificado el gasto, pero que se reciben efectivamente durante 2021.

Este hecho condiciona el dato estimado por la Intervención General del Estado junto con el resto de ajustes de contabilidad nacional, los cuales también incluyen los datos provisionales de las empresas y entes del sector público instrumental de la Comunidad Autónoma, además del sector público administrativo.

El resultado también recoge el efecto de los fondos extraordinarios estatales recibidos por las comunidades –en el caso de Baleares, unos ingresos por encima de la media– para hacer frente al impacto de la Covid.

Este resultado provisional de 2020 representa un 0,23 por ciento del PIB de 2020. En total, nueve comunidades autónomas, más de la mitad en su conjunto, y nueve de las 15 de régimen común, han presentado un resultado positivo en términos de contabilidad nacional, según los datos provisionales anunciados por el Ministerio de Hacienda, como resultado en gran parte de los ingresos extraordinarios aportados por la administración del Estado a las comunidades autónomas.

NUEVO MÁXIMO DE GASTO Y AUMENTO DE INGRESOS VÍA FONDOS EXTRAORDINARIOS DEL ESTADO

Según han indicado desde la Conselleria, durante 2020, el Govern hizo la mayor inversión de recursos públicos para hacer frente a los efectos económicos y sociales de la pandemia, con 4.623 millones de gasto destinado a políticas públicas, y un nuevo máximo histórico de gasto social, de 3.340 millones, un 9 por ciento más que el año anterior.

Asimismo, el balance del año pasado muestra un impacto directo de la Covid-19 en las finanzas públicas de más de 500 millones por los mayores gastos, principalmente en materia sanitaria y en ayudas sociales y al tejido empresarial, y por los menores ingresos propios.

En términos generales, el gasto ejecutado se ha incrementado hasta los 4.623 millones (+5,5 por ciento respecto de la previsión inicial), de los cuales un 72 por ciento se ha destinado a las políticas sociales (sanidad, educación, protección social, ocupación y vivienda), y los ingresos liquidados han aumentado hasta los 4.534,1 millones (+5,8 por ciento), en el presupuesto del sector público administrativo ( Administración general de la CAIB, Servicio de Salud y ATIB).

En cuanto a los ingresos, este crecimiento se ha producido a pesar de la caída en la recaudación de los tributos gestionados por la CAIB, y corresponde a las aportaciones extraordinarias de la Administración del Estado para paliar los efectos de la Covid.

Respecto de la previsión inicial, los ingresos por transferencias corrientes y de capital han aumentado en 365,8 millones, principalmente por los ingresos estatales extraordinarios, de 458,4 millones, transferidos a través de varios fondos con motivo de la pandemia (principalmente los 438,4 millones del Fondo Covid asignados a Baleares, por encima de la media en ingresos por habitante).

Además, como otra medida de liquidez por parte del Gobierno de España durante el 2020, la actualización de las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica ha supuesto un aumento de 59,4 millones en el caso de Baleares respecto de la previsión inicial del presupuesto autonómico y de 227,2 millones respecto de los ingresos recibidos en 2019 por este concepto.