Inicio Economía Economistas alertan a los afectados por un ERTE: «Que se preparen» porque...

Economistas alertan a los afectados por un ERTE: «Que se preparen» porque la declaración les saldrá a pagar

7
0

La obligatoriedad de hacer la declaración si se cobra el ingreso mínimo o las 17 deducciones autonómicas; cuestiones a tener en cuenta este año

LOGROÑO, 6 (EUROPA PRESS)

El vicedecano del Colegio de Economistas de La Rioja, Alberto Marín, ha alertado a los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo: «Que preparen, de media este año la renta les saldrá a pagar entre mil y 1.500 euros».

En rueda de prensa junto al presidente del Colegio, Ernesto Ignacio Gómez, Marín ha reconocido cómo, «sin arrancar, esta campaña ya está generando inquietud» ya que estará marcada por la pandemia por la COVID-19.

A las personas afectadas por un ERTE «les saldrá a pagar» pero, ha concretado, «esto no es porque vayan a pagar más por estar en ERTE, van a pagar lo mismo que hubieran pagado si hubieran seguido trabajando normalmente en su empresa».

«Pero», ha continuado, «el paro se cobra sin retención y, en el momento de hacer las cuentas con Hacienda», a través de la declaración de la renta, «esa falta de retención se dejará notar significativamente».

A esto se suma que muchos de ellos que no llegaban a 22.000 euros de rentas de trabajo y no tenían la obligación de hacer la declaración este año se van a encontrar que, a pesar de no superar esa cantidad, al tener dos pagadores podrán tener que hacer la declaración si llegan a los 14.000 euros.

No obstante, la Agencia Tributaria ha anunciado que les permitirá pagar en seis plazos mensuales sin intereses, por lo que «el impacto será más llevadero».

«Y si este año 2021 alguno sigue en el ERTE que sea previsor, intente contactar con el paro para que le incrementen la retención o genere un ahorro que vaya a destinar al cuadre de la declaración del año que viene», ha añadido.

En cualquier caso, la información fiscal entregada por el SEPE a la Agencia Tributaria puede contener errores por los retrasos en los pagos del paro. Por ello, desde el Colegio de Economistas de La Rioja recomiendan en estos casos esperar a junio para presentar la renta.

Dada esta situación, por otro lado, en La Rioja se esperan unas 2.583 declaraciones más. La Campaña comienza mañana, 7 de abril de 2021, y finalizará el 30 de junio de 2021. La presentación de autoliquidaciones comienza mañana, pero la cita previa para la realización de la declaración presencialmente no comenzará hasta el 27 de mayo.

El presidente del Colegio ha recomendado prestar atención a las deducciones autonómicas, que son hasta diecisiete y no siempre aparecen en el borrador y deben hacerse constar.

Por ejemplo, en La Rioja tenemos una nueva deducción del quince por ciento, con el límite de trescientos euros, por gastos para el cuidado de ascendientes o descendientes como consecuencia del resultado positivo de los mismos en pruebas de Covid-19 o por haber permanecido en cuarentena.

Con respecto al Ingreso Mínimo Vital, ha relatado cómo no tributa pero «hay obligación de la presentación de la declaración de la renta: saldrá a cota cero pero hay que presentarlo, por lo que hay que ponerse las pilas y confirmar el borrador».

En cuanto a las prestaciones por cese de actividad: tributan, pero no como rendimiento de su actividad económica sino como rendimiento de trabajo «y eso hay que tenerlo presente a la hora de hacer la declaración de la renta».

También ha apuntado a que, como novedad, es posible deducirse el gasto por morosidad sin esperar seis meses, con sólo tres el gasto es deducible como deterioro de ese crédito.

En lineas generales ha recordado que el borrador «no es infalible» y es necesario revisarlo con circunstancias personales, familiares, inmuebles, transmisiones, aportaciones a planes de pensiones, porque ha habido reformas, cuotas sindicales y de colegios, percepción de subvenciones y «las fomosas deducciones autonómicas».

Estas últimas, diecisiete, son «poco conocidas y no siempre se pueden aplicar pero no aparecen en el borrador».

Entre ellas, ha citado para la adquisición de bicicletas eléctricas, coches eléctricos; y ha señalado que para los jóvenes hay deducciones por alquiler de vivienda habitual así como gastos de consumo (incluso internet). También por nacimiento de hijo.