Inicio Economía Sindicatos piden responsabilidad a empresarios, reforzar los servicios públicos y derogar las...

Sindicatos piden responsabilidad a empresarios, reforzar los servicios públicos y derogar las reformas laborales

4
0

SEVILLA, 6 (EUROPA PRESS)

Los sindicatos CCOO-A, CSIF-A y UGT-A han valorado este martes la bajada del paro en la comunidad andaluza, por debajo del millón de parados, pero han advertido de su carácter temporal, por lo que han pedido responsabilidad a los empresarios, un plan de refuerzo económico en servicios públicos y la derogación de las dos últimas reformas laborales.

El secretario de Empleo y Nuevas Realidades Laborales de CCOO-A, Sergio Santos, ha saludado los datos del paro correspondientes al mes de marzo, que indican que casi 17.000 personas salen del desempleo en Andalucía. «Probablemente muchas de ellas estaban en situación de ERTE y han vuelto a su puesto de trabajo, lo que evidencia, una vez más, que los ERTE están siendo una herramienta esencial para el sostenimiento del empleo», ha señalado.

No obstante, Santos ha hecho un llamamiento al empresariado porque, según explica, «tras una Semana Santa positiva que ha dejado beneficios, están planteándose despedir, o no pagar los salarios». «Pedimos responsabilidad empresarial porque se están poniendo muchos recursos públicos para sostener la actividad y las empresas, y esos recursos tienen que servir también para mantener el empleo y que las empresas no despidan a los trabajadores que son su músculo fundamental».

También ha tenido palabras para el Gobierno central, al que ha pedido que aborde «de una vez por todas» la reforma laboral, «un elemento muy negativo para las condiciones de trabajo de las personas en Andalucía y España», ha dicho. «Es necesario y es el momento deafrontar esa reforma laboral porque de esta crisis tenemos que salir fortalecidos y no como ocurrió con la anterior, con una condiciones laborales pésimas, con precariedad, con mucha temporalidad, que no nos proporciona la resistencia ante futuras crisis que puedan llegar», ha apostillado.

En definitiva, CCOO-A ha considerado que «es el momento de la más responsabilidad empresarial, de no despedir, de pagar salarios y mejorar condiciones laborales, y de encarar la reforma laboral para eliminar sus elementos más negativos».

CSIF-A: «TÍMIDA REACTIVACIÓN ECONÓMICA»

De su lado, el presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, Germán Girela, ha reclamado este martes «que se blinden y se dimensionen correctamente la Sanidad y la Educación, a través de un plan de refuerzo de los servicios públicos esenciales como motor de la recuperación económica y del empleo en la comunidad».

«Valoramos la bajada del paro en nuestra comunidad porque son personas que han dejado de estar en situación de desempleo y eso siempre es una buena noticia», ha señalado el responsable sindical, que ha considerado que «dicho descenso ha podido responder a la cierta flexibilización de las restricciones derivadas de la pandemia, que ha permitido una tímida reactivación de la actividad económica», si bien ha abogado por la prudencia en la interpretación de los datos, al tratarse de cifras coyunturales.

«El hecho de que Andalucía tenga 985.179 personas en paro supone que unode cada cuatro parados en España es andaluz, una cifra que no hay que perder devista y que constituye un drama sin ambages», ha subrayado. «Desde CSIF volvemos a poner el acento en la necesidad de un plan de refuerzo de los servicios públicos, fundamentalmente en los sectores de Sanidad y Educación, y en un cambio de modelo productivo hacia sectores más innovadores», ha argumentado Girela, para quien además «el modelo productivo inestable que tenemos en Andalucía necesita ser reformulado, apostando por sectores estratégicos como la industria y la innovación».

En este sentido, con el objetivo de reflotar la economía y el mercado laboral, a su juicio, «es fundamental un plan que refuerce los servicios públicos porque, sin duda, una tierra con unos servicios públicos de calidad, blindados y bien dimensionados que reportan calidad de vida a la ciudadanía, es mucho más atractiva para que venga inversión y el empleo de calidad se consolide».

Por otra parte, Girela ha destacado que las mujeres suponen el 58,17% deltotal de personas en desempleo en Andalucía, con 573.093 del total de las personasque engrosan las listas del paro en nuestra comunidad. Ante ello, ha reiterado lapetición de CSIF para «implementar medidas específicas que ayuden a minimizar estabrecha de género que se ceba con las mujeres».

El presidente de CSIF-A se ha referido también a los contratos registrados enmarzo, que han sido 340.140, de los que el 90% han sido temporales, «lo que pone de manifiesto una vez más la precariedad y la temporalidad existente en materia decontratación en nuestra comunidad».

Por último, ha confiado en que «la vacunación, a la que todo apunta quese va a dar un empujón importante este mes de abril, contribuya positivamente a irreconduciendo la situación y a reactivar el malogrado mercado laboral andaluz».

UGT-A: AUMENTO DEL SALARIO MÍNIMO Y DEROGAR REFORMAS LABORALES

Por su parte, el secretario de Formación y Empleo de UGT-A, Oskar Martín, ha destacado que, aun reconociendo la mejoría de los datos del desempleo en la comunidad, hay un hecho «inequívoco» y es que «un año después del inicio de la pandemia, «todavía estamos incluso peor que en marzo del año pasado» cuando se vivió «un auténtico desplome del mercado laboral tras la entrada en vigor de las medidas del primer estado de alarma» frente al coronavirus.

«Queremos reivindicar en nuestra comunidad, con las movilizaciones que va a secundar la Unión General Trabajadores, el aumento del salario mínimo interprofesional, derogar las dos últimas reformas laborales y la reforma de las pensiones», ha señalado.

Asimismo, ha apuntado que los fondos para la reconstrucción deben de ser un instrumento de cohesión tanto entre el conjunto de las comunidades como en el seno de Andalucía. «Cada euro de estos fondos debe tener un efecto positivo en la reforma del modelo productivo, en la implantación de la digitalización y en la sostenibilidad del sistema, en la mejora de infraestructuras, en el crecimiento de la productividad y en la generación de más empleo y de mayor calidad en Andalucía», ha concluido.