Inicio Economía La Junta diseña un programa a 10 años con 73 medidas y...

La Junta diseña un programa a 10 años con 73 medidas y 40 millones para la inclusión de población gitana vulnerable

9
0

VALLADOLID, 7 (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León ha diseñado un programa de actuaciones para los próximos diez años que contempla 40 millones y 73 medidas dirigidas a promover la inclusión social y laboral de la población gitana en situación vulnerable.

Así lo ha anunciado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, acompañada por la directora general de Familias, Infancia y Atención a la Diversidad, Esperanza Vázquez, quienes han presentado este Programa de Actuaciones Estratégicas con la Población Gitana, un documento que define las políticas públicas que va a promover la Junta en torno a este colectivo hasta 2030 que se ha trabajado con asociaciones, Tercer Sector y las diferentes consejerías del Ejecutivo autonómico.

El programa, al que se pretenden destinar cuatro millones de euros anuales a los que se pueden sumar los fondos europeos, contempla actuaciones ordenadas en seis áreas y tiene como objetivo último proteger y mejorar la calidad de vida de las personas más vulnerables y favorecer su inclusión social y laboral.

La consejera ha presentado el programa poco antes de visitar el colegio Cristóbal Colón de Valladolid, donde se desarrolla ‘Pajarillos en Red’, una plataforma que concentra a las doce comunidades educativas de este barrio -donde cohabitan 40 nacionalidades- y se erige como prototipo de distrito de innovación social y educativa para la mejora de la convivencia y de las condiciones de vida, con programas que pretenden extenderse al resto de la Comunidad en función de los resultados de los que ahora se pilotan.

Isabel Blanco ha explicado que se parte de la base de que la población gitana en Castilla y León se cifra en torno a 26.500 personas (el 1 por ciento de la población de la Comunidad y el 3,5 por ciento del total de la romaní de España); que es eminentemente urbana (más de la mitad residen en capitales de provincia como Burgos, León y Valladolid) y mayoritariamente joven (alrededor de un tercio tiene menos de 16 años).

Desde un prisma socioeconómico, el 92 por ciento de las personas de etnia gitana están en riesgo de pobreza, a pesar de que el 19 por ciento están incorporados al mercado laboral.

PRINCIPIOS BÁSICOS

El programa tiene cinco principios inspiradores como son garantizar el desarrollo de sus derechos fundamentales en el acceso a los servicios y recursos públicos y normalizar su atención, eliminando prejuicios y estereotipos; velar por la acción coordinada y la implicación de los poderes públicos y el movimiento asociativo en todas las acciones; combinar políticas generales para la inclusión con otras medidas para abordar las desventajas específicas de esta población; armonizar la intervención de las administraciones; y promocionar la igualdad y el desarrollo de la mujer gitana, que sufre una doble discriminación.

El documento estratégico aborda así la implementación de políticas dirigidas a la comunidad gitana desde una óptica moderna, acorde a la situación socioeconómica actual, y tratando de consolidar una sociedad más integradora y justa de futuro.

El plan se estructura en seis áreas o ejes de acción, la primera, con ocho medidas, centrada en los Servicios Sociales, donde se plantea una intervención integral y proactiva que pasa por la valoración de las necesidades de la persona y una segunda de definición de un plan de apoyo individualizado.

Se pretende evitar la reproducción del patrón generacional de la pobreza, apoyando metodologías de intervención familiar y comunitario para prevenir la marginación, y promover la inclusión socioeducativa y la mejora de la calidad de vida de los menores de familias en situación de exclusión social.

De la mano del Tercer Sector Social, se llevarán a cabo itinerarios de inserción sociolaboral de alta intensidad con perceptores de la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC) o del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y se realizarán acciones de mediación intercultural en ámbitos fundamentales de desarrollo de la comunidad gitana a través de la capacitación, además de otras acciones formativas.

En el ámbito educativo se contemplan 23 medidas para incrementar la escolarización de la población gitana menor de seis años y reducir el absentismo escolar –51 puntos superior entre esta población que en el conjunto– con medidas que, por ejemplo, incidirían de forma especial en la percepción de la RGC ligada a que los alumnos no se ausenten de sus clases o un programa específico de inclusión laboral con niñas y adolescentes de etnia gitana que un día abandonaron las aulas por su maternidad.

Este programa se dirige a las conocidas coloquialmente como «niñas mamá» y permitirá ofrecer itinerarios formativos que les permitan cualificarse y acceder al mercado laboral para desarrollar en el futuro un proyecto de vida propio y autónomo. Este programa, que se pilota en el barrio vallisoletano de Pajarillos, se ha presentado al Gobierno central para su financiación con los nuevos fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Unión Europea.

OTRAS MEDIDAS

En el área de Empleo, que recoge doce medidas, se trabajará en preparar a quienes no finalizaron sus estudios primarios para que logren superar las pruebas de competencias clave o en fomentar el acceso de este colectivo a programas de Garantía Juvenil.

Un cuarto eje incorpora ocho medidas, entre las cuales se encuentran las dirigidas a erradicar el chabolismo, que ha bajado de un 11,5 a un 8,4 por ciento en Castilla y León en la actualidad. Para su desaparición, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Federación Regional de Municipios y Provincias ya firmaron un acuerdo de colaboración en febrero de 2019 que pretendía alcanzar su erradicación este pasado año.

Otro de los ámbitos en los que se prevén actuaciones es el de la salud, en el que se contemplan 13 medidas, entre las que destacan reforzar la formación de los profesionales de salud y ámbito social para el abordaje de la salud de la población gitana; difundir entre las mujeres el programa de prevención y detección de cáncer de cuello de útero; o realizar campañas de sensibilización para el abordaje de determinadas patologías.

Además, el programa pretende incrementar la participación de la población gitana en la sociedad, promover la igualdad de trato y prevenir la discriminación con nueve medidas mediante el conocimiento de su cultura, la implicación de sus asociaciones o actuaciones de sensibilización.