Inicio Economía Gipuzkoa activa el plan ‘Ekonomia Indartuz’ con medidas por valor de 95...

Gipuzkoa activa el plan ‘Ekonomia Indartuz’ con medidas por valor de 95 millones para fortalecer el tejido económico

79
0

Articulará ayudas y medidas fiscales para apoyar a los sectores más afectados por la pandemia y potenciará inversión en infraestructuras

SAN SEBASTIÁN, 12 (EUROPA PRESS)

La Diputación ha activado el plan de apoyo y transformación del tejido económico de Gipuzkoa ‘Ekonomia Indartuz’, una herramienta a través de la cual la institución foral articulará un conjunto de programas, ayudas y medidas con el objetivo de fortalecer la economía del territorio y superar la crisis provocada por el Covid-19. Este plan tiene un alcance económico de 95 millones de euros.

La iniciativa contará con una vertiente coyuntural que englobará, por una parte, ayudas económicas y medidas fiscales para apoyar a las personas y sectores más afectados por la pandemia, con el foco puesto en pymes y autónomos, activando 40,5 millones, y, por otra, potenciará la inversión en infraestructuras para impulsar la actividad económica, con una dotación de 25,5 millones.

En cuanto a la vertiente estructural, la Diputación mantendrá la dotación del grueso de los programas dirigidos a la promoción económica y la innovación por valor de 29 millones de euros, a fin de reforzar la competitividad del tejido productivo.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, y el diputado de Promoción Económica, Turismo y Medio Rural, Jabier Larrañaga, han presentado en rueda de prensa el contenido de este nuevo plan.

Olano ha señalado que Ekonomia Indartuz incidirá en el relanzamiento de la economía mediante dos líneas de trabajo como son “el apoyo a las actividades económicas y a los profesionales más afectadas por la pandemia, y la transformación competitiva de las empresas”. “Apostamos por aprovechar al máximo las capacidades financieras y de gestión de la Diputación para contribuir a impulsar la actividad económica, desde una perspectiva contracíclica y ambiciosa”, ha destacado.

PERSONAS Y SECTORES MÁS AFECTADOS

A través de Ekonomia Indartuz, la Diputación destinará 12,5 millones de euros en líneas de ayuda con el fin de proporcionar “oxígeno” para aliviar el impacto de la crisis: 4 millones de euros que incluyen el refuerzo de las ayudas de empleabilidad de Elkar-EKIN, que alcanzan los 3 millones, y 1 millón de euros dirigidos a la recualificación de profesionales afectados por ERTEs o en paro; 1,6 millones al sector turístico; 1,9 millones al comercio de proximidad; 1,9 millones a la hostelería; 1 millón a subsectores más afectados del primer sector; 2 millones al ámbito de la cultura y el deporte; y 150.000 euros a la artesanía.

En lo referente al turismo, se articularán ayudas directas para agencias de viaje, agroturismos y casa rurales, hoteles, pensiones, campings, receptivos, turismo activo, guías y servicios turísticos, y empresas gestoras de apartamentos y viviendas turísticas.

Las ayudas al comercio, por su parte, se estructurarán en dos grandes líneas de trabajo: la transformación competitiva y la transformación digital. En cuanto a la hostelería, el grueso de las ayudas irá ligado también a la transformación digital, mientras que se contemplan también otras dos líneas dirigidas al posicionamiento del producto de Gipuzkoa y al impulso del modelo de hostelería KM0 promocionando la oferta de producto local.

La Diputación está ultimando los detalles, requisitos y baremos de cada una de estas líneas pero, según ha adelantado Larrañaga, la previsión pasa por hacer efectivas la mayoría de ellas “ya en abril”. Algunas de estas ayudas se otorgarán de “forma directa, combinando las capacidades tecnológicas y la colaboración con la Hacienda Foral”. Otras ayudas se gestionarán a través de los agentes sectoriales.

Asimismo, Larrañaga ha especificado que se primará “la continuidad de los proyectos económicos viables”, así como “la transformación y la generación de valor añadido”.

En el ámbito fiscal, el plan foral engloba la última batería de medidas fiscales aprobada por la Diputación y que, en su mayoría, se encuentran actualmente en fase de tramitación. El impacto total previsto de estas medidas será de 28 millones de euros, destinados en especial a ayudas a los colectivos más castigados por la crisis, como las personas autónomas, microempresas y pymes.

Dentro del plan se encuadran incentivos fiscales tanto en el IRPF como en el Impuesto sobre Sociedades, para bonificar a los arrendadores que bajen el alquiler a negocios especialmente afectados por la crisis del Covid-19, como la hostelería o el pequeño comercio.

También se ubica aquí la nueva deducción, también en IRPF y Sociedades, destinada a ayudar a financiar los gastos derivados de la adaptación de negocios a la realidad provocada por la pandemia (compra de elementos de protección, renovación de medios para la prestación de servicios).

El plan también engloba los incentivos destinados a impulsar la digitalización de la economía guipuzcoana, entre las que se sitúan las deducciones ligadas al proyecto TicketBAI. Por último, se incluyen los incentivos excepcionales aprobados al principio de la pandemia, que se han prorrogado al presente ejercicio y que tienen como finalidad fomentar la inversión en microempresas y pymes, apoyar la financiación de proyectos de I+D desarrollados por microempresas y pequeñas empresas y bonificar la creación de empleo.

INFRAESTRUCTURAS VIARIAS

Asimismo, el Plan contempla potenciar la obra pública, relanzando o acelerando proyectos que habían sido afectados por el descenso presupuestario como consecuencia de la pandemia.

En este sentido, engloba las siguientes inversiones económicas, todas ellas a realizar en 2021: la conexión del Polígono 27 con el segundo cinturón y la autovía del Urumea -6,8 millones-; las obras de mejora de la GI-631 entre Azkoitia y Urretxu -4,8 millones-; el enlace Marrutxipi – GI-20, en San Sebastián -600.000 euros-; la construcción del Centro Integral del Transporte en Oiartzun y Astigarraga, con capacidad para 505 camiones -11,8 millones-; y la mejora de caminos rurales -1,5 millones-.

Con Ekonomia Indartuz, la Diputación apuesta asimismo por mantener intacta la dotación económica de los principales programas de ayuda y convenios enfocados a la promoción de la actividad económica y la innovación por valor de 29 millones de euros, reforzando además la digitalización de la industria y las pymes.

Estas subvenciones abarcan líneas de trabajo como la competitividad -3,4 millones-, el desarrollo comarcal -1 millón-, el apoyo al emprendizaje -3 millones-, la participación de trabajadores y trabajadoras en la empresa -1,2 millones-, talento y aprendizaje -2,7 millones-, apoyo a la I+D+i -5,3 millones-, internacionalización -1,5 millones-, ‘smart mobility’ -1 millón- o la industria 4.0 -1 millón-.

Dentro de la apuesta por reforzar la digitalización, entre las novedades en este apartado se encuentra el programa Gipuzkoa Digitala, que contempla una nueva línea de ayudas de 650.000 euros para apoyar a las pymes industriales de nivel tecnológico alto en procesos de valorización de los datos de que disponen en sus organizaciones, y otros 650.000 para promover proyectos en torno a la digitalización de pymes con un grado de madurez digital bajo.

Además, la Diputación dará un nuevo impulso a la extensión de la banda ancha ultrarrápida al conjunto del territorio, culminando el proceso en los municipios de menos de 2.500 habitantes, y adjudicando los trabajos para la implantación en las zonas diseminadas de los municipios con una población superior a esta cifra.