Inicio Economía CaixaBank rebaja los despidos en 500 personas a las que se compromete...

CaixaBank rebaja los despidos en 500 personas a las que se compromete a recolocar en empresas del grupo

11
0

La entidad planteó de inicio 90 salidas en Galicia: 39 en la provincia de A Coruña, 26 en Pontevedra, 17 en Ourense y ocho en Lugo

MADRID / SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 (EUROPA PRESS)

CaixaBank ha reducido en 500 el número de despidos que pretende ejecutar en el marco del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que la entidad acometerá tras la fusión por absorción de Bankia, planteando 7.791 salidas frente a los 8.291 que propuso en un primer momento.

Según fuentes del banco consultadas por Europa Press tras la tercera reunión mantenida con la representación laboral de los trabajadores, esos 500 empleados se recolocarán en empresas filiales del grupo, lo que permite reducir el número de afectados por los despidos.

La mayor parte irán destinados a CaixaBank Tech, la filial tecnológica que gestiona la infraestructura de IT de la entidad y desarrolla proyectos relacionados con la transformación digital, mientras que para el resto de empleados afectados por el proceso de reestructuración el banco está ultimando un plan de recolocación, con un paquete de medidas que pondrá por primera vez en marcha para conseguir un trabajo estable al 100% de los empleados que abandonen su empleo y quieran reincoporarse al mercado laboral.

La dirección de CaixaBank ha trasladado a los sindicatos la intención de que la voluntariedad sea el criterio preferente de adscripción a un proceso que afecta a todas las unidades del banco.

Será en la próxima reunión, prevista para el próximo martes, cuando la entidad presente el detalle del plan a la representación laboral.

VALORACIÓN DESDE GALICIA

Desde Galicia –donde la entidad planteó inicialmente 90 salidas: 39 en la provincia de A Coruña, 26 en Pontevedra, 17 en Ourense y ocho en Lugo–, el portavoz de CC.OO., Xoan Carlos Viveiro, ha destacado la respuesta «conjunta» de los sindicatos en el encuentro de este martes. «Unidad sindical contra el planteamiento salvaje de la dirección», ha subrayado.

Al respecto, en declaraciones a Europa Press, ha lamentado que «se quiere echar gente y bajar el salario del resto cuando se mantienen los incrementos para el comité de dirección y directivos».

Además, ha subrayado que «hay que mejorar los ingresos y no solo reducir los costes» y ha avanzado que las centrales no aceptarán «medidas forzosas ni traumáticas», al exigir que sean «voluntarias». «No vamos a aceptar recortes generalizados. Pedimos el mantenimiento de las condiciones porque somos una empresa solvente», llama la atención.

Viveiro traslada la reclamación de la parte social de un plan de reestructuración «respetuoso si –la empresa– quiere que la negociación avance». Asimismo, avisa de que «no queda otra que homologar las condiciones de la plantilla», tras la integración.

En cuanto a la voluntad de recolocar a unas 500 personas en otras empresas del grupo, señala que no es un número «significativo» respecto al global de despidos anunciados. Ante esto, las organizaciones no descartan movilizaciones «en el corto plazo».