Inicio Economía Más de 70 entidades apadrinadas por el Proyecto LIBERA se unen para...

Más de 70 entidades apadrinadas por el Proyecto LIBERA se unen para combatir el problema de la basuraleza en España

10
0

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Un total de 77 organizaciones locales se han unido a la iniciativa ‘Apadrinamiento de Espacios Naturales’ del Proyecto LIBERA, diseñado por SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, para solucionar el problema de la basuraleza en España.

El objetivo de este programa es dotar de recursos y ofrecer apoyo operativo a acciones y colectivos locales que buscan el cuidado de la naturaleza y la mejora de la calidad de sus entornos naturales. De esta forma, a través de entidades y ONG, que cuentan en todo momento con el soporte técnico y la formación práctica de LIBERA, se busca mejorar la conservación de los espacios naturales.

Este año, como principal novedad, se han seleccionado cinco proyectos bajo la categoría de ‘Apadrinamientos Plus’, que desarrollan acciones de mayor envergadura. Asociación Deverde, Asociación TriECO Educación Ambiental, Asociación Canina Licaón, Asociación Terramare y Asociación Cívica llevan trabajando desde hace tiempo con el Proyecto LIBERA y son las asociaciones que han puesto en marcha estos proyectos.

La Asociación Deverde trabaja en el proyecto ‘Humedales y Basuraleza’ con el que conciencia a la población a través de actividades y recursos audiovisuales sobre el problema de la basuraleza en la Sierra Oeste de Madrid; por su parte, la Asociación TriECO Educación Ambiental lleva a cabo el proyecto #TRIecoLIBERA, que da continuidad a los puestos en marcha en años anteriores y pretende ayudar en el protección del águila imperial ibérica, una especie en peligro de extinción en el enclave del río Jarama en Madrid.

Otro proyecto es el de la Asociación Canina Licaón, llamado ‘España a Pie Contra la Basuraleza’, que consiste en recorrer a pie España desde Madrid categorizando los residuos que encuentren en el camino, georreferenciando los lugares con más basuraleza y concienciando a la sociedad.

Procedente de las Islas Canarias se ha elegido la tercera fase del proyecto ‘Puesta en valor del Bosque del Adelantado’ de la Asociación Medioambiental Terramare que, con voluntarios escolares, va a seguir rehabilitando el entorno de este bosque.

Por último, desde Andalucía, la Asociación Cívica continúa el proyecto ‘Custodia de parajes naturales y divulgación ambiental Fase II’, cuyo objetivo es limpiar y acondicionar las Vías Pecuarias de la Cañada Real de la Meseta y el Cordel del Viso en Granada.

ACCIONES PARA PROTEGER EL MEDIOAMBIENTE

Los 77 colectivos apadrinados en esta edición actúan en diferentes ejes de acción: entornos fluviales, entornos terrestres y entornos marinos, combinando en algunos casos, varios de ellos, formando así acciones multidisciplinares. De esta manera, 39 colectivos centran sus actividades en entornos terrestres, 12 lo hacen en entornos marinos, 11 en entornos fluviales, y 15 de ellos dividen sus esfuerzos centrándose en varios ecosistemas.

La acción en espacios naturales terrestres tiene lugar en 24 provincias de la geografía española. Entre ellas, destacan actividades como la acción que lleva a cabo la Asociación Vida Silvestre Ibérica, en Madrid, para vigilar amenazas de especies invasoras como el visón americano; las actividades de sensibilización orientadas a jóvenes por Cruz Roja en Toledo, en las que se pretende concienciar acerca del reciclaje y el problema de la basuraleza; o las acciones de limpieza de residuos y de control de plantas exóticas invasoras llevada a cabo por el Club Montañeros de Nivaria en Santa Cruz de Tenerife.

Las actividades en entornos marinos se llevan a cabo en 12 provincias. Entre estas acciones, destaca la búsqueda por la conservación del mar Mediterráneo y el océano Atlántico mediante actividades como el estudio de la flora y fauna de acantilados, que se lleva a cabo en Málaga por el Club de buceo Eco&Dive; las recogidas de basuraleza en los fondos marinos que se celebran en Melilla por la Asociación Melillense de Submarinismo-Buceomelilla; o el cuidado de la fauna perteneciente a estos entornos con la recogida de cestas de mimbre para rapaces nocturnas en el mar Menor en Murcia.

Las actividades que se realizan en los entornos fluviales tienen presencia en 10 provincias. Las actuaciones tienen como finalidad recuperar parte de la biodiversidad y mejorar la calidad del agua. Para ello, se llevan a cabo labores de sensibilización de la ciudadanía para fomentar un consumo responsable y la reducción de residuos en ríos lucenses de la mano de la Asociación Corripa; o las actividades de sensibilización y participación frente al problema de los residuos abandonados que organiza el Club Náutico Guadalmena en Jaén; además de las que realizan Asociación ENEA, Asociación Recreativa Medioambiental ISLAKAYAK, Asociación Canina Licaón, Asociación LOXIA, Sociedade Galega de Historia Natural o S’Agulla.

En este sentido, destaca la labor de entidades que llevan a cabo acciones en más de un ámbito, como las organizadas por Región de Murcia Limpia, quienes, además de proteger las playas del mar Menor, imparten charlas en centros educativos; las recogidas de residuos y observación de avifauna que celebrará la Asociación AVANUFER en Las Palmas; o la participación en campañas de ‘1m2’ por los diferentes entornos, como hace Izaro Sub, quienes han organizado grupos de limpieza en los montes y las costas de Vizcaya.

«La colaboración con estas entidades locales nos permite llegar al fondo del problema de la basuraleza, permitiendo la actuación en zonas más específicas. El apoyo a través del Proyecto LIBERA a estas actividades hace posible que puedan llevarse a cabo, ayudándoles a solucionar un problema que ensucia los espacios naturales de los entornos que tanto aman», afirma Sara Güemes, coordinadora del Proyecto LIBERA en Ecoembes.

Por su parte, Miguel Muñoz, coordinador del Proyecto LIBERA en SEO/BirdLife, señala que «pese a que cada proyecto tiene su objetivo particular, todos los colectivos comparten su compromiso y una sensibilidad ambiental, un propósito que les hace sentirse parte de una misma red». «La conservación del medio natural necesita de estas iniciativas locales que viven muy cerca de los problemas ambientales, por ello su trabajo es fundamental», añade.