Inicio Economía La Comunitat Valenciana suma 80 actividades económicas más a las 95 que...

La Comunitat Valenciana suma 80 actividades económicas más a las 95 que recibirán ayudas del ‘Plan Resistir +’

7
0

VALÈNCIA, 3 (EUROPA PRESS)

La Generalitat Valenciana ha acordado este lunes con patronal y sindicatos incluir alrededor de 80 actividades económicas más en el reparto de fondos del ‘Plan Resistir +’, dotado con 647 millones de euros para la Comunitat, para aquellos sectores más afectados por la crisis de la Covid-19.

De este modo, más de 170 actividades podrán acceder a estas ayudas de 3.000 euros para aquellos que tributan por módulos, y que oscilan entre los 4.000 y 200.000 euros en el resto de los casos, según el impacto que haya tenido la pandemia en su negocio.

Así lo ha anunciado este lunes el ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, tras una nueva reunión de la mesa del diálogo social, a la que han asistido el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro; el secretario general de CCOO-PV, Juan Cruz; el secretario general de UGT-PV, Ismael Sáez; el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, y el conseller de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, Rafa Climent.

Puig ha explicado que la Comunitat Valenciana ha decidido «ampliar» los sectores que podrán acceder a las ayudas contempladas por el Gobierno en el Decreto-Ley 5/21, por el que se repartirán unos 7.000 millones de euros entre las diferentes CCAA, 647 millones en la Comunitat Valenciana, el 12,9%.

Para acceder a estas ayudas, el decreto gubernamental establece que las empresas y autónomos tendrán que haber sufrido una caída de su negocio de, al menos, un 30% en 2020 respecto al año anterior y no pueden haber tenido resultados negativos en 2019, ya que se trata de «apoyar a empresas viables» antes de la pandemia, ha apuntado Puig. Otros criterios son el peso de los trabajadores en ERTE en el sector y la caída de actividad.

NUEVOS CRITERIOS PARA NUEVOS SECTORES

Ahora, la Comunitat Valenciana aumenta el alcance de estas ayudas en base a nuevos criterios. En concreto, incluye actividades del sector manufacturero cuya cifra de negocio ha sufrido una caída de al menos un 20% (como el calzado, el cuero o industria de la confección.

También suma actividades del sector manufacturero que han tenido una caída media superior al 8%, pero que en el ámbito de la Comunitat Valenciana ha sido más alta (como empresas de confección y textil asociadas a la fiesta). «Esa especialización requiere ayuda» y ahí entrarían la industria textil, la cerámica, el plástico o el juguete, ha señalado Puig.

Además, se suman una decena de actividades vinculadas al comercio «gravemente afectado» por la crisis. Según Puig, el Real Decreto del Gobierno alcanzaba a 22 actividades vinculadas al comercio y ahora la Comunitat Valenciana añade una decena más, entre las que ha destacado las floristerías, las tiendas de muebles, iluminación, peluquerías o librerías.

También se incluyen algunos sectores relacionados con el ámbito cultural y educativo, que tienen que ver con actividades deportivas, campamentos, escuelas, centros de enseñanza o la industria audiovisual, ha agregado.

«ABRIR EL ESPECTRO»

«Lo que se pretende es abrir el espectro para que ninguna empresa que sea viable pierda esa viabilidad, esa solvencia, por falta de ayuda». «Queremos que sean un paréntesis para que puedan transitar las empresas hasta llegar a su viabilidad a partir de, esperamos, este segundo semestre» del año, ha resaltado Puig. Y «se intentará primar aquellas actividades económicas que han tenido pérdidas más grandes», ha agregado.

El Gobierno valenciano prevé aprobar el decreto ley para el reparto de estos fondos en el pleno del Consell del próximo viernes. En los siguientes 15 días espera recibir los recursos y la Conselleria de Hacienda sacará las convocatorias de ayudas para que empresas y autónomos puedan solicitar las ayudas para poder hacerlas efectivas en las próximas semanas.

El ‘Plan Resistir +’ será directamente gestionado por la Generalitat, a través de la Conselleria de Hacienda. Puig ha admitido que la evaluación de quienes cotizan por módulo será más «fácil» y el resto de casos «más complicado», puesto que se requieren los datos que facilite la Agencia Tributaria.

No obstante, ha recordado que para agilizar el proceso, la Conselleria de Hacienda ha creado un equipo de trabajo que busca dar «respuesta lo más rápidamente posible» a las empresas para resolver la cantidad que percibirán en función de sus pérdidas.

Puig ha querido también destacar la «alianza efectiva» con empresarios y sindicatos a través del «diálogo social» para el diseño de estas ayudas.