Inicio Economía El juez que indaga en los trabajos de Villarejo para BBVA considera...

El juez que indaga en los trabajos de Villarejo para BBVA considera innecesario que declare la responsable jurídica

12
0

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional que instruye el caso ‘Tándem’ ha acordado desestimar una serie de diligencias que interesaban las partes personadas en la pieza separada relativa a BBVA, y considera innecesario que declare la directora global jurídica del banco María Jesús Arribas de Paz, tal y como solicitaba la defensa del ex jefe de Riesgos de BBVA Antonio Béjar.

En un auto de fecha de 8 de junio, al que ha tenido acceso Europa Press, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García-Castellón, señala que la diligencia “debe ser desestimada al reputarse innecesaria a los fines de la presente investigación”.

El magistrado ha adoptado esta decisión tras recibir el informe de la Fiscalía Anticorrupción en el que explicaba que el argumento del banco para que no declarara esa empleada, secreto profesional, “no resulta de aplicación” en este caso. El juez, que en ese punto da la razón al Ministerio Público, indica en cambio que “pretender convertir la fase sumarial en una suerte de juicio anticipado supone desnaturalizar por completo el objeto y la finalidad esencial de la instrucción”.

Y entiende que no debe admitir esa declaración testifical porque va encaminada “en exclusiva” a introducir una línea de defensa acomodada a los intereses de Béjar. Pero los fiscales anticorrupción del caso, Miguel Serrano y Alejandro Cabaleiro, consideraban en su escrito que sí era “pertinente” citarla para preguntarle por qué no detectaron la contratación de Cenyt –empresa del comisario José Manuel Villarejo– entre 2004 y 2016.

“Parece evidente que la declaración como testigo de la responsable de los servicios jurídicos de la entidad investigada sobre la base de no haber detectado las contrataciones con Cenyt (…) saltándose los protocolos internos para selección de proveedores, de compras y sistemas para el pago de las facturas, así como por el hecho de que su presidente, Francisco González, se sirviese de personal de la entidad para realizar operaciones de puro interés personal ajeno a la entidad, resulta del todo punto conducente o concerniente al pleito, esto es, cumple con el criterio de la pertinencia”, decían los fiscales.

La defensa de Béjar, imputado en la causa, justificó la petición de que compareciera Arribas en que fue quien contestó al requerimiento sobre las personas que “estaban autorizadas o eran los responsables deautorizar” la prestación de los servicios y los pagos de cada una de las facturas a Cenyt. Arribas aportó un cuadro explicativo en el que se apuntaba qué departamentos eran responsables de determinadas facturas, y la defensa de Béjar sostiene que esa información no se corresponde con la realidad.

OTRAS DILIGENCIAS

Pero el magistrado insiste en que esa diligencia “nada aporta a la calificación de los hechos, ni a la averiguación de los presuntos responsables, en los términos esenciales en que los mismos deben quedar delimitados en la fase preparatoria”. Por eso, invita a la defensa de Béjar a esperar al juicio oral para cuestionar ese cuadro aportado por Arribas.

Asimismo, el juez señala que no procede citar como testigo a Ángel Cabetas, ni a otros tres testigos más que sólo son identificados como responsables de gastos y de costes porque “no se aporta información suficiente”.

No obstante, García-Castellón sí que acepta que se requiera al BBVA que identifique a determinadas personas que aparecen en la factura 010/11 y los centros de coste 223 y 4000.

Cabe recordar que en esta pieza el magistrado indaga en la contratación por parte del BBVA durante años de los servicios de Villarejo. Unos trabajos por los que la entidad habría abonado al comisario más de 10 millones de euros.