Inicio Economía Cerca de 270 pymes invierten 208 millones en instalaciones y maquinaria más...

Cerca de 270 pymes invierten 208 millones en instalaciones y maquinaria más eficientes

7
0

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

Un total de 266 pequeñas y medianas empresas han invertido 208 millones de euros en diferentes actuaciones de mejora de la eficiencia energética, en su mayoría para la reforma de instalaciones y procesos o la sustitución de maquinaria, pero también para implementar soluciones inteligentes de evaluación y gestión energética, cogeneración de alta eficiencia o el aprovechamiento de energía residual.

Es el balance que ha realizado la Agencia Andaluza de la Energía de la línea de incentivos Pyme Sostenible, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y que ha agotado sus fondos, tras destinar 52 millones de euros en ayudas que han favorecido cerca de 500 actuaciones para ayudar a las empresas a mejorar su eficiencia energética. No obstante, según ha informado la Junta en un comunicado, las empresas pueden continuar solicitando incentivos a través del Programa de eficiencia energética en la industria, gestionado también por la Agencia.

Aunque estas ayudas han tenido muy buena acogida entre todos los sectores, han calado con mayor fuerza en el agroalimentario, que está haciendo un importante esfuerzo por reducir su consumo energético y sus emisiones contaminantes. En este sentido, de las 489 actuaciones solicitadas, 417 se llevarán a cabo en el sector industrial agroalimentario, que invertirá cerca de 192 millones gracias a los 47 millones de incentivos concedidos, correspondiendo casi el 72% a almazaras y el 17% a industrias de transformación y comercialización frutas y hortalizas. El resto se reparte entre la industria cárnica y otras agroalimentarias.

El gobierno andaluz, “consciente de la importancia que tienen los costes energéticos para el tejido empresarial de la región, el tercero mayor de España según el último Informe Económico publicado por la Junta de Andalucía referente al año 2020, con 531.045 empresas pertenecientes a los sectores no agrarios, puso en marcha en diciembre de 2019 un paquete de ayudas en el que se incluía la reapertura de esta línea de Pyme Sostenible, dotándola con presupuesto. Así, desde enero de 2019 hasta julio de 2021 se han apoyado más de 300 proyectos de ahorro y eficiencia energética de pequeñas y medianas empresas, con ayudas de 34,4 millones de euros que movilizarán una inversión cercana a los 140 millones de euros en la comunidad.

Entre estos proyectos se encuentran, por ejemplo, el caso de una almazara que ha actuado en dos de sus líneas de producción, que representan el 93% de su consumo total de energía primaria, sustituyendo dos de las tres líneas existentes del proceso de recepción de aceituna (limpieza, lavado y clasificación) y una línea del proceso de molturación (molienda, tamizado, termobatido, decantación horizontal, centrifugación vertical) por otras más eficientes.

También el de una industria del sector cárnico que ha sustituido su instalación frigorífica por otra más eficiente, consiguiendo un importante ahorro en su factura energética. Y el de una industria de transformación y comercialización de frutas y hortalizas que ha cambiado sus equipos e instalaciones de selección, descascarización y línea de limpieza por otros más eficientes, resultando un proceso productivo que requiere menor demanda de energía y, por tanto, es más sostenible.

Dentro de este paquete de medidas puesto en marcha en diciembre de 2019 también se incluía el Programa de incentivos para la eficiencia energética de la industria en Andalucía acogidos al Real Decreto 263/2019, dirigido a grandes empresas y pymes, dotado inicialmente con 71,6 millones de euros, de los cuales quedan 21,5 para la presentación de nuevas solicitudes hasta el 30 de junio de 2023.

Esta línea financia, entre otras actuaciones, medidas de eficiencia energética y aprovechamiento de calores residuales mediante la mejora de la tecnología en equipos y procesos industriales; la implantación de sistemas de gestión energética, y soluciones inteligentes para la evaluación y gestión de la energía.

Igualmente se incentivan los servicios energéticos que acompañan a inversiones que se acometen por terceros, diferentes de las empresas beneficiarias, así como equipos para el aprovechamiento de energías residuales tales como economizadores de agua en calderas, la recuperación del calor residual generado en los sistemas de compresión de aire o en un circuito de condensación, así como el rediseño de procesos para aprovecharlas. También se incentiva la sustitución de energías tradicionales o combustibles por otros menos contaminantes.

Las empresas interesadas pueden recibir un 30% de incentivo (hasta un máximo de 15 millones de euros por solicitud y beneficiario), siempre que la inversión mínima incentivable sea de 25.000 euros (IVA excluido) y cumpla los ratios establecidos de ahorro energético para las actuaciones incentivadas. También existe la posibilidad de pagos parciales, a partir del 30% de la inversión, para los beneficiarios que lo soliciten.