Inicio Economía El Museo Fallero de València reestructura sus fondos para resaltar el valor...

El Museo Fallero de València reestructura sus fondos para resaltar el valor y singularidad de cada colección

VALÈNCIA, 15 (EUROPA PRESS)

El Museo Fallero de València reestructura los fondos que exhibe para resaltar “la coherencia, el valor y la singularidad de cada colección”, en el marco del 50 aniversario de la creación de este espacio y su instalación en el antiguo Convent dels Pares Paüls de Montolivete. En concreto, se han reagrupado colecciones según el criterio de unidad y coherencia interna que presentan.

Según ha informado el consistorio en un comunicado, siguiendo siempre un orden cronológico, los ‘ninots’ indultados grandes e infantiles se exhiben separados, al igual que sucede con la colección de carteles, que hasta ahora estaban mezclados.

Además, se han sustituido 14 carteles anunciadores de Fallas, que presentaban deterioros, por copias litográficas que estaban depositadas en el Archivo Histórico Municipal, mientras los originales más antiguos quedan guardados en el Museo Fallero a la espera de próximas restauraciones.

El concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, Carlos Galiana, ha afirmado que, de esta manera, “se facilita la deambulación y la seguridad de las personas visitantes y a la vez se resalta la coherencia, el valor y la singularidad de cada colección”.Por otro lado, el Espai Josep Alarte, destinado a la exhibición de exposiciones temporales, se ha trasladado a otra zona más adecuada del museo para crear una sala mucho más homogénea y operativa.

Hasta que el Espai vuelva a recibir una nueva exposición temporal, en preparación para ser inaugurada en la primera mitad de 2022, se exhibirán carteles anunciadores oficiales en formato de grandes dimensiones y hasta ahora nunca mostrados en el Museo, de finales de los 60 y comienzos de 70 del siglo pasado, que evidencian la entrada de los estilos más contemporáneos en la cartelería fallera.

Una de las salas que formaba parte del antiguo Espai se ha reconvertido en una sala especial que cada año mostrará los ninots indultados del último año. Con esta reestructuración, también se ha ganado un espacio necesario para la llegada y exhibición de los ninots indultados, carteles anunciadores y cuadros de Falleras Mayores de València de los próximos años.

“Con esta última reforma de la distribución de las colecciones que conforman el Museo Fallero de València, hemos querido subrayar una trayectoria de 50 años de conservación y promoción de nuestro patrimonio cultural fallero, demostrando la capacidad de adaptación y versatilidad del Museo Fallero, así como su vocación por ofrecer a las personas visitantes una experiencia cultural lo más enriquecedora posible”, ha destacado Galiana.