Inicio Economía Artigas prevé que los 500 millones para digitalizar las pymes lleguen a...

Artigas prevé que los 500 millones para digitalizar las pymes lleguen a las empresas en febrero

Las subvenciones para autónomos llegarán en la segunda mitad de 2022

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

La secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas, ha afirmado que el Gobierno prevé que los 500 millones de euros para digitalizar pymes de entre 10 y 49 empleados con el kit digital empiecen a llegar a las empresas durante el mes de febrero.

Artigas ha destacado en una entrevista con Europa Press que el objetivo es que las ayudas se tramiten en cuestión “de semanas” y que el plazo de dos meses entre el lanzamiento y el desembolso se utilizará para que los digitalizadores se inscriban en el programa y las pymes hagan su autodiagnóstico digital.

Para lo segundo, el Gobierno ha anunciado la apertura de 50 oficinas Acelera Pyme para ámbitos rurales, que unidas a las 90 ya proyectadas conformarán una red de 140 a finales de año, donde se asesorará a las empresas interesadas en el programa.

El kit de digitalización consiste en un bono de hasta 12.500 euros que, en esta primera fase, podrán recibir las empresas que no tengan un alto nivel de digitalización y con el que podrán comprar servicios básicos existentes en el mercado en campos como el desarrollo de redes sociales y webs, comercio electrónico o ciberseguridad, entre otras.

Los servicios los podrán contratar desde febrero a través de las empresas que se inscriban en el portal Acelera Pyme, conocidos como digitalizadores, de los que hay unos 55.000 en España que podrán ir inscribiéndose entre diciembre y enero. Estos podrán vender servicios y canalizar la petición de la subvención.

“Lo estamos haciendo de esta manera para ponerlo muy fácil (…) La pyme no tiene tiempo”, ha explicado Artigas, que ha comparado el proceso, que también podrá hacer el banco o el gestor de la empresa, con el del particular que compra un coche en el concesionario y este gestiona el plan Moves en lugar del usuario.

La orden de bases que regula el programa introduce medidas para evitar que las grandes empresas acaparen las ventas y obliga a que las empresas que facturen más de 100 millones de euros o tengan más de 1.000 empleados subcontraten el 50% de sus servicios en venta a pymes.

Además, los grandes proveedores tecnológicos como Amazon no podrán vender directamente sus servicios, sino que tendrán que hacerlo a través de socios locales.

La secretaria de Estado ha calificado la oportunidad de “histórica” y ha hecho un llamamiento al sector privado para aprovechar un programa “clave” para la transformación económica de España.

EL PROCESO

Las empresas se podrán inscribir en el portal Acelera Pyme, donde realizarán un autodiagnóstico de digitalización que les señalará en qué apartados puede progresar.

Una vez reciban el bono tendrán seis meses para utilizarlo en hasta cinco servicios de un año de duración.

La ayuda se abonará en dos tramos, una primera que cubrirá el 70% en el momento de la compra y una segunda, del 30%, cuando pase el periodo de uso, para validar que se ha empleado para este fin y que la relación y uso se han mantenido.

“Vamos a ser muy escrupulosos, muy estrictos en la validación y las comprobaciones a posteriori, queremos evitar que esto vaya a parar a cosas distintas”, ha advertido Artigas.

La secretaria de Estado ha confiado además en el efecto multiplicador de estos fondos, que pueden ayudar a financiar parte de proyectos de digitalización mayores, así como en la solvencia del programa.

“Este programa no nace de una noche para otra. Llevamos muchos meses, prácticamente todo el año, diseñando este programa. Lo hemos contrastado con los agentes sociales, con los agentes económicos, con las patronales. Todo el mundo nos ha dicho (…) que es la manera de hacerlo”, ha recalcado.

AUTÓNOMOS EN 2022

El programa en su conjunto contempla una inversión de más de 3.000 millones de euros, lo que deja más de 2.500 millones de euros a desembolsar en los próximos dos años que se dedicarán a la digitalización de los autónomos y micropymes.

Artigas ha destacado que la orden de bases para la convocatoria de empresas con cinco empleados o menos será la misma, aunque podría haber un retoque, pero el objetivo es probar el modelo en empresas más grandes para expandirlo a las pymes más pequeñas y más numerosas con cualquier posible error subsanado.

“No queremos llegar de aquí a cinco años y mirar atrás y decir: ¡Qué mala suerte, nos gastamos 3.000 millones y estamos igual! Tenemos que ir midiendo las políticas a medida que van pasando y tener una medida de la eficacia de nuestro proceso para si hace falta cambiarlo”, ha destacado la secretaria de Estado, que ha emplazado al segundo semestre de 2022 para esta convocatoria.

Entre las novedades que podría incluir, se podrían encontrar por ejemplo las subvenciones a la adquisición de dispositivos electrónicos que ejerzan de soporte de la digitalización.

Durante 2022, también se aprobarán nuevos programas con fondos europeos para la formación en competencias digitales de pymes, así como el programa de Agentes del Cambio, que proveerá expertos en digitalización a empresas de mayor tamaño.

El Gobierno se ha comprometido a desembolsar los fondos hasta 2023 y haber conseguido que 800.000 pymes participen en el programa para finales de ese año y un millón de cara a 2025.

“Este país va a ser lo que queremos que sea. Si esta gran oportunidad la dejamos escapar, lo mismo no hay otra porque esta oportunidad es histórica”, ha aseverado Artigas.