Inicio Economía El Conca pide que el Museu d’Història de Catalunya sea “nacional” con...

El Conca pide que el Museu d’Història de Catalunya sea “nacional” con identidad jurídica propia

Avisa de que facilitaría la autogestión, la búsqueda de fondos y el apoyo de la sociedad civil

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

El Consell Nacional de la Cultura i de les Arts (Conca) ha pedido que el Museu d’Història de Catalunya se reconvierta en una entidad de derecho público con “categoría de museo nacional” y con personalidad museística, institucional y jurídica propia.

Así se desprende del informe de evaluación estratégica que el Conca ha realizado sobre la actividad del centro durante el periodo 2017-2020, que recoge recomendaciones relativas a la gobernanza, la estructura financiera, la colección y el acceso del museo, y que se presentará este jueves por la tarde, ha informado en un comunicado.

El Conca advierte de que el Museu d’Història afronta un “futuro lleno de incógnitas” y una situación compleja por la perspectiva de traslado de su sede a corto o medio plazo, ya que el Palau de Mar –donde se ubica actualmente–, no es propiedad de la Generalitat de Catalunya.

Ante esta situación, pide una nueva ubicación de condiciones y accesibilidad similares a las actuales, y que el centro esté dotado y financiado “como museo nacional” y que sea elemento central de las políticas públicas que promueven la divulgación de la memoria y la historia de Catalunya.

DIFÍCIL IMPULSAR “PROYECTOS CRUCIALES”

Según el Conca, la falta de personalidad jurídica propia dificulta la autogestión, la búsqueda de fondos procedentes de mecenazgo y de patrocinios y el apoyo de la sociedad civil, algo que supone “una clara dificultad para desarrollar proyectos cruciales”.

Algunos de estos proyectos principales son la actualización de la muestra permanente, la adquisición de colecciones y las tareas de conservación, investigación, difusión y comunicación.

RENOVAR Y ACTUALIZAR EL DISCURSO MUSEÍSTICO

Además, el Conca ha señalado la necesidad de renovar y actualizar el discurso museístico del centro, articulado en 1996, ya que no recoge la “complejidad cultural del siglo XXI y está falto de recursos tecnológicos”.

También ha llamado a hacer efectiva la vinculación del museo con los demás centros de memoria de Catalunya –como el Memorial Democràtic, el Born Centre de Cultura i Memòria (Born CCM) y el Museu d’Història de Barcelona– para tejer una “visión plural y diversa de la realidad histórica” catalana.