Inicio Economía La economía plateada, una oportunidad empresarial en Teruel, ‘living lab’ con el...

La economía plateada, una oportunidad empresarial en Teruel, ‘living lab’ con el proyecto europeo Silver Smes de DPT

TERUEL, 26 (EUROPA PRESS)

La economía plateada o ‘silver’, orientada a los usuarios y consumidores de la tercera edad, es una oportunidad de desarrollo de negocio para las empresas en la provincia de Teruel, donde la Diputación Provincial está liderando el proyecto Interreg Europe ‘Silver SMEs’, de forma que este territorio es un ‘living lab’ o ‘laboratorio vivo’ para empresarios y emprendedores.

La provincia de Teruel tiene unos 15.000 kilómetros cuadrados de extensión, donde cerca del 25 por ciento de la población tiene más de 65 años de edad, un colectivo que tiene una vida activa y cuyas necesidades van más allá de los cuidados.

Teruel es un punto estratégico de comunicaciones entre territorios, ya que colinda con cinco provincias y tres comunidades autónomas. Su orografía está llena de montañas, valles y paisajes diversos.

La diputada de Desarrollo Territorial y delegada de la Oficina de Programas Europeos, María Ariño, ha hecho notar que la economía plateada “parece que solo se centra en los mayores, pero va más allá” porque “es la creación de empresas, de puestos de trabajo” y el impulso a “la tecnología, la innovación y la investigación alrededor de las personas mayores, a partir de los 55 años”.

Los mayores tienen un poder adquisitivo “más elevado que en otras épocas y pueden disponer de tiempo para hacer turismo y otras actividades”, ha observado Ariño, quien ha indicado a Europa Press que, a través de este proyecto, la Diputación intenta “enfocar” a pymes, autónomos y emprendedores para que “vean que existe un gran abanico en este nicho de mercado; no solo las residencias y los cuidados, sino que presenta una mayor trascendencia” y alcanza ámbitos como la tecnología y el turismo.

La diputada provincial ha expuesto que “Teruel es una provincia muy diversa y, a la vez, con un telefonazo conocemos a todos”, de forma que “es muy rápido contactar con cualquier zona, con cualquier empresario o actividad que necesitemos en cualquier momento”.

Ha aseverado: “Tenemos mucho potencial en este tema, podemos crear muchos puestos de trabajo y hay empresas del territorio que están poniéndose manos a la obra”. La DPT está celebrando varias jornadas informativas sobre la economía ‘silver’. De esta forma, la institución provincial invita a las empresas a conocer la provincia y experimentar con proyectos piloto para después instalarlos en este y otros territorios.

Ariño ha enfatizado que el perfil del usuario y consumidor ‘silver’ ha ido cambiando: “El de hace 20 años no necesitaba wifi ni usaba móvil y ahora muchos llevan el móvil con su ‘whatsapp’ y videollamadas”. Ahora hay “muchos productos” para este sector de la población.

AUTONOMÍA

La técnico de programas europeos, Laura Gascón, ha resaltado que la economía plateada pretende atender “todas las demandas que tiene una persona a lo largo de la vida adaptadas a las necesidades particulares que puedan surgir”, teniendo en cuenta tres ámbitos, no en función de la edad, sino del grado de autonomía porque “puede ser una persona de 60 años con un estado avanzado de demencia o una persona de 80 en plenitud de facultades”, de manera que hay grupos “activos, frágiles y dependientes”.

El proyecto Silver SMEs se centra en las áreas de vivienda, salud, bienestar y nuevas tecnologías, orientándose a los territorios de montaña, donde el porcentaje de población envejecida es “bastante alto”. En la provincia de Teruel el 25 por ciento de la población pertenece a este sector.

De esta forma “estamos favoreciendo la calidad de vida” y, además, “se pueden fomentar negocios y empresas innovadoras”, incluyendo las de economía social, para atender los requerimientos de un sector de la sociedad que cada vez es más amplio.

“Al final es el intangible el que hace que los empresarios se decanten por un tipo de inversión u otra”, ha explicado Gascón, quien ha agregado: “Nuestra valía como ‘living lab’ está en la proximidad con el usuario final, con el tejido empresarial y con los agentes de lo público” porque desarrollar un negocio “siempre será más fácil si vas de la mano de alguien conocido”.

La Diputación de Teruel es la impulsora del proyecto; ha tomado conciencia de la situación en el territorio y elabora las propuestas. “Hemos estado en contacto con otras entidades que tienen situaciones similares, que quieren profundizar en este tema para hacer mejoras, y cada uno aportamos algo”.

Una de las acciones es la formación de empresarios para que conozcan cómo adaptar sus productos o generar otros nuevos para este mercado, en el Bajo Aragón y Teruel. El pasado viernes, 19 de noviembre, tuvo lugar una jornada de formación en Alcañiz, a lo que seguirán otra similar en la Cámara de Comercio, en Teruel, los días 26 y 30, y una más en el Balneario de Ariño el 29 de noviembre.

Tras la formación, la DPT les presta un servicio de mentorización y seguimiento de cada caso, dándoles apoyo, por ejemplo, para facilitarles el acceso al usuario final para que averigüen hasta qué punto su producto es eficaz.

La ventaja de la provincia de Teruel es que “los actores del territorio nos conocemos mucho y podemos facilitar los trámites o promover la inserción de las empresas”. El empresario de la economía ‘silver’ “puede vivir donde quiera, si quiere en una zona rural, porque al final sus productos se pueden distribuir”.

Gascón ha recordado que “la Administración local está esforzándose bastante” y, por ejemplo, algunos ayuntamientos realizan un servicio de ‘catering’ mediante acuerdos con restaurantes, también promueven residencias locales de personas mayores y también realizan actuaciones de asistencia social junto con las comarcas.

Ha observado que cada año que pasa aumenta la esperanza de vida de la población general en tres meses, de forma que actualmente es de 85 años para las mujeres y de 82 para los hombres, por lo que si una persona se jubila con 65 años “le quedan 20 años con diferentes calidades de vida”.

PROYECTOS ‘SILVER’

Silver SMES “abarca todo”. Gascón ha mencionado el caso de una empresa que se desplazó a Teruel para testar una serie de sensores en viviendas, que permiten monitorizar al usuario, de manera que se pueda saber si se ha levantado a la hora indicada, si toma todas las pastillas y come a las horas, lo que “da tranquilidad a su médico, los hijos y el entorno”.

Entre los casos de economía plateada, la DPT realza el balneario de Ariño, que ofrece servicios de alojamiento y SPA, además de llevar a cabo cursos de formación sobre salud para mayores; también una empresa ubicada en la Comarca del Matarraña que diseña y construye viviendas para personas que, tras su jubilación, desean vivir rodeadas de naturaleza con alojamientos adaptados.

La Diputación de Teruel ha destinado 240.000 euros a apoyar residencias de mayores en la provincia, ha impulsado sendos programas de termalismo y teleasistencia durante más de quince años, apoya a los autónomos y emprendedores, y prepara una convocatoria de ideas y proyectos.

Silver SMEs “pretende dar cabida a la iniciativa privada para generar empleo, tener una atención próxima, conseguir que sea un nicho de mercado interesante”.

Para fomentar la economía plateada, la DPT está colaborando con el clúster de salud, Arahealth, y el de empresas tecnológicas, Tecnara, “porque son los que más sensibilidad tienen por los elementos en que estamos trabajando”.

El proyecto Silver SMES se ha desplegado no solo en España, a través de la DPT y la provincia de Burgos, sino en Portugal, Francia, Polonia, Eslovenia y Suecia.

El proyecto dura cinco años, de los que han transcurrido tres, y cada seis meses se celebran reuniones con la Cámara de Comercio de Teruel; agentes de empleo y desarrollo local; trabajadores sociales de las comarcas; el INAEM; el IAF, CEPYME, CEOE, empresarios y emprendedores de la provincia, entidades bancarias y residencias.