Inicio Economía Planificar, gestionar y dedicar tiempo a la cocina, “no hay otras recetas...

Planificar, gestionar y dedicar tiempo a la cocina, “no hay otras recetas mágicas” para evitar el malgasto de alimentos

Logo Imagen Destacada - Diario Economia

LOGROÑO, 21 (EUROPA PRESS)

Dedicar tiempo de calidad a la cocina, planificar la lista de compra, completar recetas y gestionar bien las sobras. “No hay más trucos” pero, sobre todo, “no hay excusas” para evitar en nuestros hogares el malgasto de alimentos, más ahora que las expectativas de inflación en el sector son aproximadamente de un 7% para 2024.

“Si no hay tiempo, se busca, en diez minutos puedes tener una buena lista de la compra hecha. Este simple gesto nos ayudará a ser más conscientes de lo que compramos, de lo que cocinamos y, por tanto, de lo que gastamos”.

Así se ha expresado la docente del grado en Nutrición de UNIR, Begoña Pérez Llano, quien asegura que, además, “ahorrar en la cesta de la compra es posible” siempre y cuando “dediques un poco de tiempo a ello”.

Por ello, la profesora aboga por “disfrutar de la cocina” a pesar de que “digamos que no tengamos tiempo”. Lo cierto es que “si aprovechamos bien el tiempo hay muchas cosas que podemos hacer para no malgastar alimentos. Lo importante es dejar fuera las excusas”.

LISTA DE LA COMPRA “Y DE RECETAS”

Para conseguir este objetivo, propone “planificar primero lo que vamos a consumir”. “Es fundamental empezar con una buena lista de la compra que esté organizada según lo que tenemos pensado cocinar esa semana”. Pero como expresa Pérez Llano, para hacer una “buena lista de la compra” primero hay que hacer “una lista de recetas. Tenemos que saber qué vamos a comer en la semana para comprar lo que necesitamos”.

La también especialista en Seguridad Alimentaria y Tecnología de Alimentos recomienda “echar un vistazo a la nevera y al congelador” para recordar qué tenemos y qué nos hace falta. “Así, una vez conocemos lo que tenemos, lo que vamos a cocinar y lo que nos falta podemos ir al supermercado. Esto nos ayudará a ahorrar y a tener una lista de la compra real”.

Para la experta de UNIR también es muy “eficaz” gestionar las sobras que tenemos. “Las podemos congelar o también podemos hacer recetas de aprovechamiento como, por ejemplo, unas empanadillas, un revuelto con huevo, una tortilla, una pizza… todo esto también nos ayuda a reducir bastante las sobras y no tirarlas”.

Además, para guardar las sobras, también nos da un consejo: “Mucho mejor utilizar ‘tuppers’ de cristal que de plástico, tanto para la nevera como para el congelador”. Además es importante “que los recipientes se ajusten todo lo que puedan al tamaño del alimento para que no entre aire. Si queda aire puede haber fuente de bacterias y reseca el alimento”.

Por otro lado, indica, si es posible meter los productos en bolsas al vacío “la conservación sería ideal” sobre todo si se va a congelar.

¿CÓMO GUARDAR LOS ALIMENTOS?

La experta de UNIR también ha explicado a Europa Press cómo guardar en la nevera o en el congelador los productos que más podemos usar en los hogares españoles para que duren lo máximo posible. Como primera recomendación -subraya- “es importante tener separados los alimentos para que no se contaminen entre ellos y para que no den olor a otros”.

Así, los alimentos frescos y vegetales “hay que guardarlos en sus cajones inferiores, ahí se conservan fenomenal”. Para conservar bien los quesos o embutidos lo mejor es “dejarlos envueltos en el papel que nos lo venden porque es un papel encerado muy bueno y preserva de la humedad”.

En el congelador, por ejemplo, “es importante rotular las bolsas para saber cuándo hemos congelado el producto” y advierte “aunque cada alimento tiene sus propias características, lo ideal es tenerlos un máximo de tres meses”.

Por su parte, los alimentos que se pueden guardar en despensa (pasta, frutos secos, harina…) todo ello siempre se conservará mejor bien cerrado y con una buena pinza para que no entre aire.

COMPRA PLANIFICADA

Pérez Llano considera que “no hace falta ir todos los días al supermercado. Es mejor hacer una compra a la semana, planificada y tener en cuenta la duración de los alimentos. Las legumbres y los huevos, por ejemplo, “duran mucho y son muy fáciles de cocinar”.

“En pescados hay especies muy asequibles como las truchas o los calamares que se pueden congelar y luego el propio pescado congelado que, sin duda, sale más barato porque lo que estás comprando en la bolsa es todo para comer, no hay que limpiarlo y está listo para elaborar”.

En frutas, por su parte, lo tiene claro “siempre frutas de la zona, porque las tropicales son muy caras, y de temporada, igual que las verduras.

Además, Pérez Llano explica que también ayuda a abaratar la cesta de la compra si compramos el aceite de oliva directamente desde la almazara. “Para ello sería bueno juntarnos con familiares o amigos y comprar bidones y repartirlo porque se nota mucho la diferencia de precio”.

“Son pequeños consejos que si se aplican pueden ayudar a ahorrar. También es importante comparar entre establecimientos y, sobre todo, cocinar en casa, es mucho más barato que comprar precocinados”.

Así, finaliza, “animo a todos a aprender a cocinar. Es una actividad relajante, sana y, sobre todo, te ayuda a desconectar de tu día a día. Y si además nos ayuda a ahorrar no podemos pedir más”.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorVeinte empresas de Navarra participarán en el Salón Gourmets de Madrid
Artículo siguienteProhens asistirá a la reunión del Patronato de la Fundación Impulsa Baleares en Palma el próximo lunes
Diario Economía. Invertir desde un punto de vista diferente