Inicio Economía Convertir el último líbor en tipo fijo, entre las opciones que ofrece...

Convertir el último líbor en tipo fijo, entre las opciones que ofrece la banca para las hipotecas multidivisa

Logo Imagen Destacada - Diario Economia

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

Convertir el último valor marcado por el índice líbor en un tipo fijo hipotecario o aplicar el mejor tipo de interés registrado en los mercados internacionales son algunas de las soluciones que las entidades estarían ofreciendo a sus clientes de hipotecas multidivisa, según ha señalado Asufin a Europa Press.

Se trata de algunas de las opciones que los bancos habrían ofrecido a sus clientes a la hora de sustituir los índices líbor, desaparecidos desde el 1 de enero, tal y como se recogerían en las cartas y comunicaciones enviadas por las entidades y recabadas por la asociación.

Así, BBVA y CaixaBank estarían ofreciendo a sus clientes de hipotecas multidivisa el último líbor publicado como tipo fijo, mientras que Bankinter optaría por el mejor tipo registrado en los mercados internacionales.

En cambio, Santander haría una media de esos tipos registrados en los mercados internacionales para ofrecerlo en sustitución del líbor y KutxaBank habría pasado a aplicar el IRPH Entidades, mientras que Abanca aboga por ofrecer un “líbor sintético”, según la información recabada por la asociación.

Así, estas serían algunas de las opciones por las que los bancos habrían optado para sustituir a los índices líbor, un tipo de cambio interbancario utilizado para varios tipos de contratos financieros, incluyendo las hipotecas multidivisa, pero también para préstamos o productos derivados.

La mayor parte de las configuraciones de estos índices dejaron de poderse usar a partir del 1 de enero, aunque aún quedan algo menos de una decena que se irán retirando de forma gradual hasta el fin definitivo a mediados de 2023, con el abandono de cinco referencias líbor en dólares.

Otras opciones serían la aplicación sobre estas hipotecas del Euríbor más un diferencial o la sustitución por los tipos libres de riesgo o RFR, índices a un día (‘overnigth’), que se basan en las transacciones diarias registradas por los bancos centrales.

En concreto, se crearon índices RFR para cada divisa principal: para el euro, el €STR; para la libra, el sonia; para el dólar, el sofr; para el franco suizo, el saron; y para el yen, el tona.

RIESGOS DE LAS NUEVAS SOLUCIONES

Estos índices RFR fueron la opción señalada para sustituir al líbor por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En mayo de 2021, el supervisor señalaba que las instituciones y autoridades debían apoyar un uso cada vez mayor de estas tasas libres de riesgo, a fin de reducir la dependencia del líbor, y también ha sido la opción elegida por algunas entidades.

Sin embargo, estos cambios no están exentos de riesgos. Poco antes de que finalizase el año, la plataforma reclamador.es indicaba que el cambio del líbor por un índice RFR, como el €STR, era “uno de los mayores peligros para el hipotecado” ya que existe ” desconocimiento” de estos tipos libres de riesgo “debido principalmente a la poca información de la que dispone y el conocimiento financiero con el que pueda contar” el usuario.

En este sentido, la directora legal de reclamador.es, Almudena Velázquez, advertía que había que tener “mucho cuidado” con “la letra pequeña de estas propuestas”: “Dan por hecho que se ha dado completa información al afectado de las consecuencias de una y otra opción, cuando no es así, e incluso se presume la aceptación de la inicial firma de este tipo de hipotecas, lo que puede complicar su reclamación, tanto en las que ya han llegado a los juzgados, como las de aquellos clientes que todavía no han demandado”, añadía.

Para el caso de la sustitución por el euríbor, “el préstamo se convierte a euros, pero no conforme a lo pagado hasta este momento en relación a lo que se pidió prestado, sino de acuerdo al valor de la divisa, por lo que sucede que se consolida el perjuicio y se firma que se está de acuerdo con ello”.

NOVACIONES

Por otro lado, la letrada colaboradora de Asufin, Loleta Linares, indicó esta semana en un webinar organizado por la asociación, que la desaparición del líbor “no puede derivar en una obligación a los clientes a que se firmen novaciones”.

En este sentido, Linares explicó que, al firmar una novación, es decir, un nuevo contrato, el cliente “acepta todo lo anterior”, de forma que se impediría emprender acciones legales contra la hipoteca multidivisa.

Además, la asociación ha advertido de que estas novaciones podrían incorporar una “cláusula abusiva de vencimiento anticipado” que supondría que el banco puede resolver el contrato “de manera unilateral exigiendo el pago total de capital e intereses”.

Linares explicó que aquellos clientes que hayan firmado estas novaciones “tendrán que reclamarlas por abusivas”.

Asimismo, la abogada también alertó del uso del IRPH como sustitutivo del líbor ya que la “abusividad” de este índice “ha sido declarada por multitud de tribunales en los últimos años”.


- Te recomendamos -