Inicio Economía Unicaja Banco prevé una subida del PIB en todas las provincias de...

Unicaja Banco prevé una subida del PIB en todas las provincias de más del 3,9%, especialmente en Málaga, Granada y Cádiz

60
0

SEVILLA, 26 (EUROPA PRESS)

Analistas Económicos de Andalucía, sociedad de estudios del Grupo Unicaja Banco, ha estimado este lunes que en 2021 crecerá la actividad en todas las provincias de la comunidad por encima del 3,9%, oscilando entre el 3,9% para Huelva y el 7,3% para Málaga, siendo también superior al promedio regional (5,7%) el crecimiento estimado para Granada (6,5%) y Cádiz (6,3%).

En un supuesto menos favorable, el crecimiento se situaría por debajo del 4,5% en todas las provincias, con tasas superiores a la media andaluza (3,7%) en Málaga, Granada, Cádiz y Sevilla.

Por su parte, el PIB regional podría crecer un 5,7 por ciento, en línea con la estimación para el conjunto de España, aunque en un escenario menos favorable esta subida podría quedarse en el 3,7% teniendo en cuenta que la incertidumbre sigue siendo muy elevada y la evolución de la pandemia y los procesos de vacunación continúan condicionando la recuperación económica.

Así lo recoge el número 5 del informe trimestral ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’, elaborado por Analistas Económicos de Andalucía y publicado por Unicaja Banco. Este documento se centra en el análisis de la evolución y las perspectivaseconómicas de cada una de las provincias andaluzas y complementa el informe de previsiones económicas que, con carácter regional, se publicó el pasado 15 de abril.

El informe se estructura en dos apartados: en el primero se describe el contexto económico internacional y nacional, y se recogen los principales rasgos del comportamiento reciente de la economía regional, y en el segundo se realiza una comparativa de los principales indicadores a escala provincial. Este apartado incorpora las estimaciones de Analistas Económicos de Andalucía sobre la evolución del PIB para 2021.

Según se recoge en el documento, de acuerdo a la primera estimación de la Contabilidad Provincial Anual de Andalucía, publicada por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), el Producto Interior Bruto (PIB) de las provincias andaluzas experimentó en 2020 un retroceso generalizado.

Respecto al cuarto trimestre de 2020, la actividad económica habría registrado una caída en todas las provincias andaluzas. El retroceso del PIB habría sido superior al promedio regional (-8,7%) en Málaga (-12,8%) y en Cádiz (-9,4%), situándose en torno a la media andaluza en la provincia de Granada (-8,8%).

La primera estimación de la Contabilidad Provincial Anual de Andalucía, publicada por el IECA, muestra un descenso generalizado del PIB en 2020, superior al promedio regional (-10,3%) en Málaga (-14,0%) y Cádiz (-10,7%), provincias en las que el turismo y la hostelería tienen una mayor relevancia. Sin embargo, en aquellas con mayor peso del sector agrario –con una participación del sector primario en el Valor Añadido Bruto (VAB) provincial superior al 10%–, el descenso habría sido menor, tal es el caso de Almería (-9,3%), Huelva (-7,8%), Jaén (-8,0%) o Córdoba (-8,0%).

En lo que respecta al mercado de trabajo, según la Encuesta de Población Activa (EPA), en el cuarto trimestre de 2020, el número de ocupados en Andalucía creció en 97.800 personas con relación al tercer trimestre. Por provincias, destacan los aumentos trimestrales en Málaga (32.800 ocupados más) y en Sevilla (22.600), incrementándose también en Almería (18.300), Jaén (15.500), Córdoba (14.400) y Granada (13.800). Por el contrario, la cifra de ocupados ha disminuido en Cádiz (-13.400) y en Huelva (-6.400). Hay que recordar que las cifras de empleo incluyen a los trabajadores afectados por ERTE.

En términos interanuales, sin embargo, la población ocupada ha disminuido en 53.000 personas en Andalucía, lo que supone un descenso del 1,7% (-3,1% en España). Por provincias, se ha registrado una disminución del empleo en Huelva (-7,6%), Granada (-5,7%), Almería (-4,0%) y Sevilla (-4,0%). Por el contrario, el número de ocupados ha crecido en Cádiz (2,4%), Córdoba (2,0%), Jaén (0,7%) y Málaga (0,7%).

La evolución de la afiliación a la Seguridad Social refleja también el impacto de la crisis sobre el empleo en 2020. En el promedio del año, el número de trabajadores afiliados en Andalucía disminuyó un 2,4% (-2,1% en España), registrándose mayores caídas en Málaga (-4,1% respecto a 2019), Jaén (-3,0%), Córdoba (-2,9%) y Cádiz (-2,8%). Esta tendencia se viene manteniendo en los primeros meses de 2021, de formaque, en febrero, el número de afiliados en Andalucía disminuyó un 1,4% (-2,1% en España), con la caída registrada en la mayoría de las provincias, salvo en Almería y en Jaén. Estas dos últimas tuvieron cuatro meses de variaciones interanuales positivas, debido, en gran medida, al comportamiento mostrado por el sector agrario.

CONTEXTO INTERNACIONAL, NACIONAL Y REGIONAL

La primera parte del documento ‘Situación económica y perspectivas de las provincias de Andalucía’ muestra el contexto económico internacional y nacional y los principales rasgos de la trayectoria reciente de la economía regional.

Según el último informe de la OCDE, en el tramo final de 2020 se produjo en muchos países un repunte de los contagios, dando lugar a la introducción de nuevas medidas de contención de la pandemia, que se vio intensificado, además, en los primeros meses de 2021. Para este ejercicio, se estima un crecimiento de la economía mundial del 5,6%. Se espera que, a mediados de 2021, la producción mundial recupere los niveles previos a la pandemia, en caso de que se alcancen los objetivos de vacunación previstos y no surjan nuevas variantes del virus que puedan traducirse en un empeoramiento de la situación epidemiológica.

La evolución de la economía presenta diferencias entre los distintos países y sectores. En este sentido, los servicios están viéndose más afectados por las restricciones a la interacción social y a la movilidad. Así, aquellos países con mayor peso del turismo, la hostelería y el ocio están sufriendo un mayor impacto por la pandemia, como es el caso de la economía española, que, según la OCDE, podríaregistrar este año un crecimiento del 5,7%.

Por su parte, el Banco de España prevé un incremento del 6,0%, en el escenario central, con un mayor aumento de la actividad en la segunda mitad del año, sustentado en los avances en el proceso de vacunación y la implementación de proyectos ligados a los fondos europeos Next Generation, si bien parte del impacto positivo de este programa se trasladaría a 2022.

En lo referente a la economía andaluza, como ya se recogía en el informe del pasado 15 de abril, la Contabilidad Regional Trimestral de Andalucía, publicada por el IECA, señala que, en el cuarto trimestre de 2020, el PIB regional creció un 0,3%, frente al 14,2% del trimestre anterior, como consecuencia del empeoramiento de la situación sanitaria en el tramo final del ejercicio, que conllevó la reintroducción de restricciones a la movilidad y la actividad. En términos interanuales, la variación se situó en el -8,7% (-8,9% en España).

En el conjunto de 2020, el PIB andaluz ha registrado un descenso del 10,3%, según el IECA (-10,8% en España). El sector primario, junto con las actividades financieras y de seguros y la Administración pública, son las únicas ramas de actividad que crecieron el último año. Desde el punto de vista de la demanda, se ha producido un descenso generalizado, exceptuando el consumo público.