Inicio Economía FERRMED estima necesarias dos estaciones en la Región para traspasar tráfico de...

FERRMED estima necesarias dos estaciones en la Región para traspasar tráfico de mercancías por carretera a ferrocarriles

15
0

Estas estaciones se situarían en el entorno de Murcia y en el límite de la provincia con Almería, en la zona de Pulpí y Almendricos

MURCIA, 21 (EUROPA PRESS)

La Región de Murcia necesita dos estaciones para traspasar mercancías del tráfico por carretera al ferroviario en el Corredor Mediterráneo, una de ellas en el entorno del municipio de Murcia y otra en el límite de la provincia con Almería, en la zona de Almendricos o Pulpí, según un estudio presentado este miércoles por el lobby FERRMED.

Así lo ha hecho saber el presidente de FERRMED, Joan Amorós, quien ha presentado este estudio en la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM), acompañado por empresarios de la Región y de Almería.

Amorós ha señalado que este estudio, que no se ha hecho nunca en Europa, analiza todo el tráfico de carretera, ferroviario y por vías navegables de toda la UE en secciones de 50 kilómetros (sobre una red central transeuropea es del orden de 70.000 kilómetros). Además, el estudio está analizando todas las terminales de Europa más importantes, unas 1.300 (de las que ya se han investigado unas 730).

En concreto, el estudio ha estudiado los tráficos de entrada y de salida de cada provincia en toda Europa. Amorós ha señalado que el análisis de España está “prácticamente terminado” y ahora FERRMED está consensuando las propuestas de este estudio con el mundo empresarial. Y es que su intención es que este estudio esté respaldado por las patronales de toda Europa, y se convierta en un documento “indiscutible”.

Ha avanzado que el estudio no concluirá definitivamente hasta mayo del año 2022, porque queda toda la parte medioambiental y socioeconómica, que incluye su rentabilidad y las inversiones que hay que hacer, así como analizar si hay posibilidades de inversión público-privada y lo que se puede canalizar a través de los fondos europeos.

El estudio ha revelado que el tráfico existente en la Región de Murcia es del orden de 230.000 o 240.000 toneladas al día. El 30% de esta cuantía debe traspasarse al ferrocarril (unas 80.000 toneladas), según las exigencias de la Comisión Europea. Para hacerlo, están disponibles las terminales del Puerto de Cartagena, pero el estudio revela que hacen falta dos terminales más.

En estas dos estaciones tendrían que confluir los trenes procedentes del Puerto de Cartagena con la terminal actual en la dársena de Cartagena, la de Escombreras y las dos terminales futuras en la zona de El Gorguel. El objetivo es “poder hacer trenes más largos y que puedan circular hacia donde haga falta: al centro de España o al centro de Europa”.

UBICACIÓN DE LAS NUEVAS ESTACIONES

Amorós ha señalado que una de estas estaciones tendría que estar en la zona de Murcia, y “podría ser la actual estación de mercancías o moverla un poco hacia donde esté la Zona de Actividades Logísticas (ZAL)”. Además, haría falta otra estación en la zona fronteriza entre las provincias de Murcia y Almería, es decir, en Almendricos o Pulpí.

Amorós ha señalado que esta zona limítrofe entre las provincias es “estratégica” porque el objetivo de FERRMED es establecer una nueva línea ferroviaria por el valle de Almanzora. La estación serviría para la confluencia de los tráficos procedentes de Andalucía a través del eje transversal andaluz y de las zonas de Almería y El Ejido.

“Serían dos terminales considerables, teniendo en cuenta el tráfico futuro, que no quiere decir que lo alcancemos de hoy para mañana”, según Amorós, quien ha recordado que el tráfico ferroviario concentra actualmente en España el 4% del tráfico de mercancías y tiene que alcanzar el 30% según las exigencias de la Comisión Europea.

Por tanto, ha admitido que estas dos estaciones se podrían ir construyendo por etapas. No obstante, ha señalado que la terminal de la zona de Almendricos tiene que tener una superficie de unas 15 hectáreas porque, en caso contrario, no se podrían colocar las vías que hacen falta (cuatro para los contenedores y otras cuatro para el paso de paso de mercancías de los camiones al ferrocarril).

Esto permitiría gestionar unos 12 trenes al día con el sistema de ‘piggyback’ y otros 12 al día con el sistema de contenedores o, incluso, “un poco más apretando” los tiempos.

Amorós ha señalado que en Almería habría que instalar otra gran terminal en la zona de Níjar y, probablemente, otra en Adra-El Ejido. “El problema es que no hay tren en ninguna de esas dos zonas, pero sí está proyectada la línea que va a unir Murcia con Almería”, según Amorós. Por ello, en el trayecto de esta vía proyectada, habría que prever en la zona de Níjar una terminal con unas características “no tan grandes como la de Almendricos-Pulpí, que sería estratégica a nivel europeo”.

La estación de Níjar sería “complementaria” y podría disponer de dos a cuatro vías para pasar el tráfico de la carretera (por tráiler) a ferrocarril.

ESTACIONES EN GRANADA

En el caso de la provincia de Granada, habría una terminal en la zona de Marchena y Olula del Río, que es donde se concentra la actividad del mármol. Asimismo, habría otra estación en la zona de Moreda, que es donde habría un enlace con la línea que va a Linares y Madrid, así como con la línea que va Antequera, Sevilla, Algeciras o Málaga. Por su parte, el Puerto de Motril se tendría que unir con una línea por la costa.

El objetivo es lograr una doble línea desde Valencia hasta Murcia que, en el caso de Alicante, comenzaría desde Monforte del Cid hasta Valencia con la nueva línea complementaria para mercancías. Esta línea debería tener continuidad hasta la línea de Almería y la que atravesaría el Valle de Almanzora hasta Granada.

FERRMED ha presentado este estudio y su objetivo es lograr una declaración firmada y respaldada por todo el mundo empresarial europeo. Para ello, este jueves continuará su periplo para reunirse con los empresarios de Tarragona, el viernes con los de Valencia y, más adelante, con los de valencia, País Vasco y Madrid, entre otros. Las propuestas se irán consensuando en toda Europa con el fin de que el documento tenga una “fuerza importante”.

Amorós ha señalado que, cuando se creó FERRMED en 2004, el ferrocarril en Europa tenía un 18% de cuota y actualmente “está exactamente igual”. Y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, “va diciendo que no hay que conseguir el 30% en 2030, sino que tendría que ser el 50% más”.

En este sentido, Amorós se pregunta cómo van a conseguir esos objetivos si no se concentran las inversiones donde está el tráfico. Precisamente, el estudio presentado este miércoles estudia dónde está el tráfico en Europa. Se pregunta “cuántos camiones de la carretera va a sacar la nueva línea entre Madrid, Zamora y Galicia: cero, ni uno”. En cambio, en la zona analizada del Levante concentra un flujo de camiones que crece desde los 7.000 al día hasta los 12.000 o 13.000 que alcanza en la frontera con Francia.