Inicio Economía Ecologistas defienden balizamiento de las playas del parque natural de Cabo de...

Ecologistas defienden balizamiento de las playas del parque natural de Cabo de Gata por “oportuno y necesario”

5
0

ALMERÍA, 22 (EUROPA PRESS)

La Asociación Amigos del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar, el Grupo Ecologista Mediterráneo y Ecologistas en Acción han defendido el balizamiento de las playas y calas naturales ejecutado por la Junta de Andalucía y ha calificado la medida como “oportuna, necesaria y acertada”.

En un comunicado conjunto, han indicado que entienden que la resolución en vigor hasta el 12 de septiembre “en ninguna forma se afecta el disfrute y la realización de las actividades náuticas” en el litoral del espacio protegido “como navegar, remar, bucear, admirar los fondos marinos y las formas geológicas de las calas y formas rocosas, explicar su historia a través de rutas guiadas y paseos en barca o kayak”.

Cabe recordar que la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería de Almería (Ashal) ha pedido a la Junta que se levante esta medida, que “estrangula atodas las pequeñas empresas que realizan actividades náuticas en estos enclaves” y ha criticado que se implante “sin previo aviso ni consulta”.

Los colectivos conservacionistas, que saludan “la eficaz coordinación de las administraciones implicadas en materia de Costas y Medio Ambiente”, han remarcado que las playas naturales de Cabo de Gata-Níjar “han sufrido una importante presión de embarcaciones que invadían la zona de baño y perturbaban la tranquilidad de los bañistas, poniendo en riesgo la seguridad de los mismos al incrementarse el riesgo de accidentes”.

“Si bien, no consta que se haya producido ningún accidente reseñable, ante el riesgo innegable de que esto pueda producirse, es muy acertado establecer medidas para evitar que esto suceda”, han señalado para añadir que sería “muy lamentable que se hubiera producido algún accidente y que, a consecuencia de ello, se colocaran las balizas.

En el comunicado, han destacado que se trata de una actuación “oportuna de forma preventiva” y han recordado que “desde hace tiempo hemos trasladado a las distintas administraciones nuestra preocupación por las actividades de fondeo y prácticas no permitidas en las zonas de baño de las playas y calas no urbanas del espacio protegido”.

“Siempre hemos pensado y defendido que lo ideal es la colaboración entre los seres humanos y la naturaleza y por eso el objetivo no es excluir las actividades económicas, sino cerciorarse de que estas sean compatibles con la salvaguarda de los hábitats y la conservación de los valores naturales del parque natural”, han apuntado.

Desde las tres asociaciones han advertido que no hay que confundir las actividades de recreo y ocio “con el mero transporte de personas de una cala a otra en barcas o motos náuticas” y han subrayado que la medida “no supone balizar todo el litoral, ni mucho menos, sino sólo aquellas zonas de alta afluencia de bañistas y la zona de reserva marina del Arrecife de las Sirenas”.

Han rechazado, asimismo, entre los argumentos esgrimidos por la patronal hostelera, que el balizamiento supone una “privación del abrigo marino” en, por ejemplo, la Bahía de Genoveses, “que por supuesto debe garantizarse, pero que obviamente no implica necesariamente fondear a escasos metros de la orilla o incluso en los arenales de las playas”, según han matizado.

“No consideramos que el balizamiento afecte a la hostelería, ya que la actividad náutica se puede seguir realizando respetando las zonas delimitadas y la visita a las playas balizadas puede hacerse desde tierra sin ningún problema”, han apuntado para concluir que la conservación de este espacio natural “tan valioso, merece la adopción de medidas como esta, porque si no se preserva puede diluirse como una ilusión”.

Por último, han expresado su disposición a colaborar “para mejorar en su caso su aplicación en coordinación con las administraciones competentes, empresarios locales y particulares, con el ánimo de hacer compatibles sus negocios y actividades con el mantenimiento de la biodiversidad en el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar”.