Inicio Economía El CAAC transforma sus espacios con la exposición ‘Textiles instalativos. Del medio...

El CAAC transforma sus espacios con la exposición ‘Textiles instalativos. Del medio al lugar’

SEVILLA, 25 (EUROPA PRESS)

La consejera de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, ha inaugurado en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) en Sevilla la exposición internacional ‘Textiles instalativos. Del medio al lugar’, que pone el foco en la actualidad y la contemporaneidad del textil como medio artístico a través de once obras de gran formato instaladas en la Zona Monumental del antiguo monasterio de la Cartuja.

Del Pozo ha subrayado a través de un comunicado que la muestra, que estará abierta al público hasta el 15 de mayo de 2022, reúne “los trabajos de seis mujeres de varias generaciones que han llevado al ámbito artístico una labor asociada a la producción artesanal femenina para transformar de forma radical los espacios patrimoniales que ocupan: la antigua Iglesia, la Sacristía, el Refectorio y la Capilla de Afuera, entre otros”.

Las artistas seleccionadas por Juan Antonio Álvarez Reyes, comisario de la exposición, son Hellen Ascoli, Paola Besana, Ulla von Brandenburg, Sheila Hicks, Belén Rodríguez y Pae White. Las piezas son, en su mayoría, de gran tamaño y tienen como principales características el color y la abstracción.

La consejera ha señalado que ‘Textiles instalativos’ cierra “un año intenso” en el CAAC, que “ha recuperado su vitalidad con unos registros de visitas que ya en septiembre superaron al conjunto de 2020”. “Ponemos los pilares de su futuro con la ampliación de sus espacios al Pabellón del Siglo XV, proyecto que cuenta con una partida de 2,5 millones de euros de fondos europeos en 2022”. ha añadido.

La nueva propuesta del CAAC atiende al textil, que ha sido explorado en las últimas décadas por numerosas artistas actuales. Además, en los últimos tiempos, se ha producido una recuperación de creadoras históricas que venían utilizándolo a lo largo de su trayectoria. Este medio artístico tiene unas características propias que lo hacen “especialmente singular”, propiciando tanto su especificidad, como también su constante interrelación con otras disciplinas.

Su carácter “híbrido” y tradicionalmente asociado a la producción cultural femenina, favorece un escenario “especialmente connotado” en el que, según ha resaltado la Junta, “debemos situarnos siendo conscientes de sus implicaciones estéticas”, pero también “antropológicas, políticas y coloniales. Esta exposición sigue la estela de otras que se han producido en el escenario internacional, como ‘Textiles: Open Letter’ (MuseumAbteiberg, 2013) o ‘Taking a Threadfor a Walk’ (MoMA, 2019).

La muestra ‘Textiles instalativos. Del medio al lugar’ del CAAC busca “una singularidad” a través del lugar donde se exponen las piezas y crear así un diálogo con los espacios cargados de historias a lo largo de los siglos.

LA EXPOSICIÓN

El recorrido de la exposición se inicia en la Capilla de Afuera donde se ha instalado la obra ‘Los Träbäjos’ de la artista norteamericana Pae White. La artista establece una “relación abstracta” entre el espacio museístico y su conexión con la cultura popular. La instalación de Pae White conecta también alta y baja cultura, estableciendo un nexo geocultural y geopolítico en el marco de un espacio que hace siglos fue un lugar “popular” al ser el único en el que estaba permitida la presencia de personas ajenas a la regla monástica y, al mismo tiempo, en conexión con la nutrición, puesto que en esta zona es donde se daba comida a los “menesterosos”.

La exposición sigue por la Iglesia con la gran instalación de Ulla von Brandenburg, artista alemana afincada en París, que parte de la temática y las tradiciones del teatro, el escenario y la teoría del color. Su obra ‘Das WasIst’ consta de una serie de telas pintadas con una abertura circular en cada una de ellas, dispuestas una tras otra, en paralelo, formando una especie de diafragma de una cámara fotográfica, y se relaciona espacialmente con el lugar que ocupa a través del gran rosetón en la fachada y, ya en el interior, mediante el reloj de gran tamaño situado en el ábside.

Tres son las obras presentes en esta exposición de la norteamericana Sheila Hicks, dos grandes instalaciones y una pieza reciente de menor escala. En todas ellas, Hicks explora el color, la estructura y la textura demostrando “un gran dominio” de las antiguas construcciones textiles.

La obra ‘Apprentissages de la Victoire’, compuesta por voluminosas masas de cordones de colores de fibra de coco enfundadas en lana hilada a mano, presenta una columna textil en la que el peso de su verticalidad monumental contrasta con la sensación de fluidez procedente de la naturaleza orgánica del material. En la misma sala se alza ‘La Sentinelle de Safran’, un montículo de fardos almohadillados de hilo pigmentado en tonos intensos amarillos, rojos y naranjas.

La vallisoletana Belén Rodríguez es una de las artistas españolas que más han utilizado el textil con un carácter instalativo en sus exposiciones. En esta muestra del CAAC presenta una pieza realizada específicamente para el Refectorio de la antigua Cartuja titulada ‘Nueve autopensantes’, una instalación que parte de ‘la escalera de Jacob’, el juguete en el cual unas tablillas suben y bajan como “por arte de magia”, emulando la escalera que une cielo y tierra.

La guatemalteca Hellen Ascoli expone ‘A veces el cielo se abre’ y ‘Donde el cambio es la única constante’, obras que parten de una práctica prehispánica autóctona de su región, elaboradas con una base de tela tejida en telar de cintura, algodón, tela encontrada y algodón cosido a mano. Las piezas hacen referencia a un poema que escribió la artista titulado ‘Letanía al volcán’ inspirado en Guatemala como un país de volcanes, con un paisaje inestable que afecta su forma de ver el mundo.

La exposición acoge tres obras de la recientemente fallecida artista italiana Paola Besana. ‘Ombre’ representa cuatro rectángulos, cada uno de ellos atravesado por una misma línea diagonal discontinua, producen así casi 200 combinaciones posibles, invirtiendo lo grueso y lo delgado, dando la vuelta a las piezas o del revés, de izquierda a derecha y viceversa, y del primer plano al fondo. En ‘Treentità’ y ‘Distrazione lombarda’ utiliza la técnica del doble tejido que permite pasar continuamente de la bidimensionalidad a la tridimensionalidad.